Lazio inicia la era Tudor

Con algunas ausencias comenzó el ciclo del entrenador croata

Tudor inicia un nuevo ciclo en Lazio (foto: ANSA)
Tudor inicia un nuevo ciclo en Lazio (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA, 20 MAR - "Soy de los que no se conforman y necesitamos mejorar en todos los aspectos", resumió el técnico croata Igor Tudor al iniciar su ciclo en Lazio, donde reemplazó a Maurizio Sarri tras un corto interinato de Giovanni Martusciello, ex ayudante de campo que tuvo su debut y despedida en el triunfo frente a Frosinone.
    "¿Cómo será la nueva Lazio? Como entrenador nunca renuncio a nada y quiero que mi equipo se imponga tanto en la fase ofensiva, como en la defensiva, en la transición, en la posesión del balón, en la calidad de juego, en velocidad y en ambición", anticipó Tudor al ser presentado en sociedad.
    "En esa dirección avanza el fútbol moderno: Atacar con muchos jugadores, marcar goles y no ser aburrido", explicó el ex zaguero de 45 años que disputó los Mundiales de Francia 98 y Alemania 2006, al considerar que probará lograr "todo eso y si bien quizás lo logre en alguno de esos aspectos más que en otros, siempre intentaré que el equipo mejore".
    Tudor conoce el fútbol italiano no sólo por su pasado como jugador de Juventus, sino también como técnico de Udinese (2017-2020) y de Hellas Verona (2021-22), llega procedente del Olympique de Marsella, al que arribó para reemplazar al argentino Jorge Sampaoli y con el que finalizó tercero en la temporada 2022-23 en la Ligue 1.
    Habrá que esperar para saber si logra imponer su impronta en una Lazio que marcha novena en el campeonato italiano con 43 puntos, a ocho de distancia de una Roma que hoy se estaría asegurando un boleto a la próxima Europa League y aspira a disputar la Champions (está a tres del sorprendente Bologna, que se ubica en el cuarto puesto).
    Eliminada de esta Champions por Bayern Munich en octavos de final, Lazio debe elevar la puntería con la llegada de Tudor y necesita recuperar la calma luego de algunos días convulsionados con acusaciones de "traición" a Sarri lanzadas por el presidente del club, Claudio Lotito, que generaron incluso tensión y llevaron a algunos aficionados a agredir al capitán y goleador histórico, Ciro Immobile.
    El croata dirigió hoy su primera práctica y mañana el plantel realizará una nueva doble jornada de entrenamientos con tiempo suficiente para preparar su próximo compromiso, que se anuncia para nada accesible pues Lazio recibirá a Juventus en Roma el 30 de marzo, cuando se reanude el campeonato luego del receso obligado por la doble fecha FIFA.
    Tres días más tarde, ambos equipos volverán a verse las caras en Turín en la semifinal de ida de la Copa Italia, cuya revancha se jugará en el Olímpico el 23 de abril (en la otra llave chocarán Atalanta y Fiorentina).
    A falta de ocho fechas para el final del campeonato, el equipo de la capital está obligado a sumar la mayor cantidad de puntos posibles pues, como reconoció Tudor, "es un club con mucho prestigio y uno de esos que quienes trabajamos como entrenadores siempre queremos dirigir. Tiene buenos jugadores y una parcialidad muy especial", afirmó.
    "No podía rechazar este ofrecimiento para formar parte de este club y de esta ciudad, que son la misma cosa", explicó al destacar que su primera jornada en Formello le dejó buenas sensaciones: "La estructura es hermosa y se puede trabajar bien porque este es un club serio y organizado".
    "Debemos trabajar con inteligencia para que el equipo se adapte a jugar del modo que yo pretendo. Es mi responsabilidad transmitirle a los jugadores lo más pronto posible las ideas que tengo", agregó el croata al asegurar que "este es un grupo sano".
    Tudor contará con la ventaja de conocer a dos de los jugadores a los que dirige ahora en Lazio pues al zaguero Nicoló Casale lo entrenó en Verona: "Es un muchacho de oro, un jugador fuerte que sin dudas nos será muy útil", afirmó, y al mediocampista francés Matteo Guendouzi lo tuvo en Olympique de Marsella: "Es un ganador, tiene una mentalidad loca que sirve en equipos exigentes", comentó.
    Guendouzi fue uno de los ausentes hoy en su primer contacto con el plantel, pues fue convocado a su selección nacional, situación que se repitió con el italiano Mattia Zaccagni, con el urguayo Matías Vecino, con el danés Gustav Isaksen, con el montenegrino Adam Marusic y con el albanés Elseid Hysaj.
    El paraguayo Diego Luis González fue uno de los integrantes del equipo "Primavera" (reserva) que Tudor sumó a las prácticas del plantel de primera, en el que faltaron porque se recuperan de lesiones el español Patric y el mediocampista Nicoló Rovella, quienes retornarían frente a Juventus, así como el arquero Ivan Provedel y el zaguero Luca Pellegrini, quienes terminaron con algunas dolencias en el duelo con Frosinone. (ANSA).