Alcalde de Catania condena incidentes

Tifosi del club siciliano agredieron a hinchas del Padova

(ANSA) - PADOVA, 20 MAR - El alcalde de Catania, Enrico Trantino, se comunicó con su par de Padova, Sergio Giordani, para manifestarle su solidaridad por los incidentes que "tifosi" del club siciliano provocaron en el estadio Euganeo por la final de ida de la Copa Italia de la Liga Pro, tercera división del "Calcio".
    Lo informaron las autoridades de la ciudad del sur de Italia, las cuales refirieron que Trantino "expresó su decepción y la de la gran mayoría de los habitantes de Catania por los inexcusables actos de vandalismo y violencia, que lamentablemente también afectaron a la policía" de Padova.
    "El alcalde de Catania reafirmó su estima y amistad hacia la ciudad de Padova y que estos actos deben considerarse hechos aislados realizados por sinvergüenzas, ajenos al sentido común y a los valores de la convivencia civil", completa el comunicado.
    A su vez, Giordani agradeció a Trantino por su gesto y revalidó la estima y la amistad con la ciudad de Catania tras expresar máxima solidaridad para los agentes de policía heridos en los incidentes registrados en la víspera.
    Giordani también agradeció a los agentes por su tarea, la cual evitó peores consecuencias.
    "Se trataba de un pequeño grupo de ultrá, que no deben confundirse con los muchos verdaderos aficionados y seguidores del equipo etnea", completa una nota emitida por las autoridades de Padova.
    La policía de Padova arrestó a tres fanáticos del Catania que provocaron incidentes durante la derrota por 2-1 como visitante por la final de ida de la Copa Italia de la Serie C, cuya revancha está prevista el 2 de abril en el sur del país.
    El partido de ayer se vio interrumpido durante 15 minutos por un grupo de fanáticos del Catania que rompió el candado de una puerta del estadio Euganeo durante el entretiempo para ingresar a uno de los sectores ocupados por aficionados del Padova.
    Un grupo de simpatizantes del Catania, que condenó los incidentes, lanzaron bombas de humo y destruyó carteles en uno de los sectores correspondientes a la afición del Padova, en tanto que otros fanáticos ingresaron al campo de juego mientras arrojaban petardos.
    Sólo la intervención de agentes de la policía situados en la Curva Norte del estadio Euganeo permitió el retorno a la normalidad para que pudiese completarse el partido. (ANSA).