Sáinz vuelve para el GP de Australia

(ANSA) - ROMA, 18 MAR - El piloto español de Ferrari, Carlos Sáinz, volverá para el Gran Premio de Fórmula 1 de Australia, previsto el domingo 24, luego de haber sido reemplazado en Arabia Saudita por el juvenil británico Oliver Bearman.
    Sáinz se perdió la segunda carrera del Mundial 2024 de la F1 porque debió ser operado de apendicitis, tras lo cual la escudería italiana decidió presentar a Bearman, de 18 años y quien finalizó séptimo en su debut en la categoría.
    Bearman, que antecedió a su compatriota Lewis Hamilton, que en 2025 pasará de Mercedes a Ferrari, volverá a correr en la Fórmula 2, mientras que Sáinz recuperará su lugar como compañero del monegasco Charles Leclerc, tercero en Arabia Saudita.
    Leclerc escoltó al neerlandés Max Verstappen y al mexicano Sergio Pérez, pilotos de Red Bull que también habían sellado un 1-2 en la primera carrera de la temporada, celebrada en Bahrein.
    El éxito deportivo de Red Bull se mantiene pese al escándalo provocado por la denuncia por "comportamiento indebido" de una empleada del equipo contra el director Christian Horner, quien fue absuelto tras una investigación independiente de la escudería austríaca.
    El problema para Horner es que ahora la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) evalúa esa denuncia y considera reabrir el caso luego que la empleada de Red Bull, suspendida por la escudería, realizó una presentación aparte por la presunta violación del código de conducta.
    Inicialmente, la FIA había quedado al margen del caso porque argumentó que se trataba de una situación interna de Red Bull y que sólo puede intervenir ante la eventual violación del reglamento.
    "En la FIA, las solicitudes y quejas son recibidas y gestionadas por el Compliance Officer y, en su caso, por el Comité de Ética.
    Ambos organismos funcionan de forma autónoma, garantizando la máxima confidencialidad durante todo el proceso. Entonces, y en general, no podemos confirmar que hayamos recibido quejas específicas", se lee en una nota de la entidad.
    Pero Horner también recibió una crítica de parte de Jos Verstappen, pues el padre del tricampeón mundial neerlandés consideró que la continuidad del director del equipo en su cargo representa un riesgo para la paz interna de Red Bull.
    "Hay un problema de energía, eso es parte del problema, pero creo que también es necesario que ahora haya algo de paz dentro del equipo. Es necesario recuperar la calma, aunque, considerando las circunstancias, tomará tiempo", opinó Jos Verstappen.
    "Ahora sólo tenemos que concentrarnos en las carreras, porque eso es lo que más cuenta y es importante que Max siga ganando.
    El auto va muy rápido y no hay problemas entre él y los ingenieros. La mayoría de las veces es capaz de apagar la cabeza y no pensar en ello, pero también es cierto que le hacen tantas preguntas sobre este asunto y no está contento con eso", completó Jos Verstappen. (ANSA).