Fantasmas se agitan en inicio de la fecha

Caso Immobile y el descenso atraviesan los cuatro adelantos

Frosinone recibe a Lazio en duelo de necesitados (foto: ANSA)
Frosinone recibe a Lazio en duelo de necesitados (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA, 15 MAR - Cuatro adelantos pondrán en marcha mañana la vigésimo novena fecha del campeonato italiano, atravesada por la lucha por la permanencia y por la situación de Ciro Immobile, goleador y capitán de una Lazio que estrenará a Giovanni Martusciello como DT interino ante un Frosinone en zona de descenso.
    Lazio expresó su solidaridad para con Immobile y su familia, víctimas de agresiones denunciadas por el delantero, que las atribuyó a una campaña de odio en la prensa y en las redes al considerarlo responsable de la renuncia de Maurizio Sarri como técnico del plantel.
    Sarri se marchó en silencio junto con su cuerpo técnico, a excepción de Martuschiello, quien hasta entonces era su segundo al mando y aceptó tomar las riendas de un equipo que sufrió la eliminación en octavos de la Champions y otras tres derrotas en fila en el campeonato.
    La última, ante un Udinese que tomó aire y mañana intentará refrendar su remontada de local frente al Torino, fue la gota que rebalsó el vaso y derivó en la salida de Sarri, en medio de especulaciones que apuntan a que el veterano entrenador había perdido consenso en el vestuario.
    Por eso, hubo quienes apuntaron contra Immobile y lo consideran responsable de la situación, a lo que se suma el no haber sido convocado a la selección italiana que jugará amistosos con Venezuela y Ecuador en Estados Unidos la próxima semana.
    El capitán sí será de la partida en campo de un Frosinone que al mando de Eusebio Di Francesco cayó en zona de descenso tras la derrota ante un Sassuolo al que precede por un punto en la tabla que cierra una casi desahuciada Salernitana, a 11 puntos de la casi imposible salvación.
    Martusciello intentará enderezar el rumbo de una Lazio que a partir de la próxima semana será entrenada por el croata Igor Tudor, quien firmó contrato con el club hasta 2025, con opción a un año más.
    La opaca campaña del equipo podría compararse con la de Frosinone, que en los últimos cinco partidos sufrió cuatro derrotas y cosechó apenas un empate, pero que intentará aprovechar el caldeado clima interno en el equipo rival con denuncias de traición a Sarri por parte del presidente, Claudio Lotito.
    "¿Si estoy preocupado por Immobile? A mí me suceden esas cosas todos los días. Vivo con guardaespaldas desde hace 20 años y tuve medio millón de amenazas de muerte contra mí y contra mi familia. No hay que hacer tanto escándalo", comentó el dirigente.
    Immobile, quien pareció apuntar a esas declaraciones cuando habló de campaña de odio, tratará de mejorar la puntería en un ataque que completarán el brasileño Felipe Anderson y Mattia Zaccagni, quien sí fue convocado a la "azzurra" por Luciano Spalletti para los próximos amistosos internacionales.
    Los espera un león herido, según la metáfora a la que apeló Di Francesco buscando levantar el ánimo en el plantel de Frosinone, que sumó menos puntos de lo esperado, mereció mejores resultados de los obtenidos y que mañana contará con los argentinos Enzo Barrenechea y Matías Soulé desde el inicio (su compatriota Valentín Castellanos será suplente en Lazio).
    "Debemos reaccionar con determinación", afirmó el DT apuntando a las nueve fechas que quedarán por delante para intentar mantener la categoría, situación que preocupa y mucho a sus aficionados, un grupo de los cuales conversó hoy con el plantel y mantuvo "un diálogo contructivo", a decir de Di Francesco.
    "Ahora tenemos que enfocarnos en Lazio para, después del receso, recuperar la calma que suele perderse cuando los resultados no acompañan", resumió.
    Con el agua al cuello marcha Lecce, un punto por encima de la "zona roja" y obligado a ganar como visitante de una Salernitana que saldrá presionada por su situación y por sus aficionados, que parecen haber perdido la paciencia y las esperanzas.
    Lecce también estrena técnico pues el club aprovechó para despedir a Roberto D'Aversa tras la agresión que perpetró contra el delantero francés Thomas Henry en la derrota frente a Hellas Verona en la fecha anterior.
    Su lugar será ocupado por Luca Gotti, quien afirma que un triunfo sería la mejor inyección anímica para enderezar el rumbo y recuperar el espíritu que Lecce pareció perder en los últimos tiempos.
    "Quisiera ver un equipo de Serie A, como Lecce demostró ser a lo largo de gran parte de la temporada", dijo Gotti, al confesar que se enfocó en lo anímico y en motivar al plantel que -reconoció- "vi golpeado en los primeros entrenamientos".
    Algo más holgado, pero sin margen para relajarse marcha Udinese (a sólo tres puntos de Frosinone, pero con cuatro equipos entre ambos), que mañana recibirá a Torino tras el resonante triunfo frente a Lazio, en un clima que podría no ser el mejor.
    El técnico Gabriele Cioffi destacó en la previa: "Mis declaraciones fueron malinterpretadas. Siempre dije que el público de Udinese alienta hasta el final y sólo después del pitazo, en todo caso, expresa su malestar".
    "Trabajamos para darles una alegria, pero cuando las cosas no salen, los fanáticos tienen todo el derecho a silbar al equipo, que sólo siente la presión a la que yo lo someto", agregó al confirmar el regreso del brasileño Walace.
    Cioffi anticipa un "Torino agresivo porque lleva cuatro fechas sin victorias y cosechó menos de lo que mereció", situación por la cual su colega croata Ivan Juric aclaró: "No bajamos los brazos porque sería una mala señal".
    "Debemos seguir jugando así porque fútbol tenemos y sólo nos faltan puntos. No podemos relajarnos a esta altura porque sería un error gravísimo. Enfrentaremos a un equipo con grandes jugadores y debemos aprender a ganar incluso los partidos en los que no jugamos bien", agregó.
    Otro equipo que pelea por la permanencia es Cagliari, que al mando de Claudio Ranieri logró salir de la zona de descenso en las últimas fechas, aún cuando está sólo dos puntos por encima de la misma antes de visitar a un Monza que marcha en mitad de tabla.
    "Cagliari llega en su mejor momento, sin sufrir derrotas en los últimos cuatro partidos y tiene un plantel de buenos jugadores y un entrenador con experiencia internacional como Ranieri", afirmó Raffaele Palladino, quien recordó que con el hoy DT del equipo sardo "compartimos un año muy lindo en Juventus".
    El visitante sufrirá la baja del colombiano Yerry Mina, lesionado en el muslo izquierdo, pero dispondrá del uruguayo Nahitan Nández y del ítalo-peruano Gianluca Lapadula ante un Monza que anuncia desde el inicio al argentino Valentín Carboni.
    (ANSA).