La fábula de Luca Nardi

Eliminó a su ídolo Djokovic en Indian Wells y acapara elogios

Luca Nardi hizo historia en Indian Wells (foto: ANSA)
Luca Nardi hizo historia en Indian Wells (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA, 12 MAR - "Es un milagro, una locura", resumió Luca Nardi, el "lucky loser" que dio la nota en el Masters 1000 de Indian Wells al avanzar a octavos de final tras eliminar al cinco veces campeón y número uno del mundo que, además, es su ídolo: el serbio Novak Djokovic.
    "Hasta hoy no me conocía nadie", resumió el tenista de 20 años que ocupa el puesto 123 del ranking ATP y que sorprendió a "Nole", al derrotarlo por 6-4, 3-6, 6-3 tras dos horas y 21 minutos.
    "Espero que el público haya disfrutado del espectáculo", afirmó el oriundo de Pesaro que hizo historia ante un Djokovic que no logró encontrarle la vuelta a su juego y lo felicitó al final del partido, a pesar de su decepción.
    El regreso de Djokovic a Indian Wells, donde reinó en 2008, 2011, 2014, 2015 y 2016, tras cinco años de ausencia (por no estar vacunado contra el Covid-19), no fue el soñado.
    El "Paraíso del tenis", como lo definió el tenista serbio, se convirtió en un infierno por culpa de otro italiano que lo frustró, pues en el Abierto de Australia fue Jannik Sinner, número tres del mundo, quien lo despidió en semifinales y le impidió celebrar su undécima consagración en el primer Grand Slam de la temporada, que luego conquistó.
    "Estoy feliz por como jugué y porque pude mantener el temple hasta el final", resumió Nardi, quien se convirtió en el tenista peor ranqueado en derrotar a Djokovic en un torneo de esta magnitud (hasta ahora el récord era del sudafricano Kevin Anderson, 122 del mundo cuando lo superó en Miami en 2008) y el cuarto de la historia en vencer a un número uno en un Masters 1000.
    Hace ocho años y con apenas 12 de edad, Nardi soñaba con "convertirse un tenista profesional", como admitía en una entrevista con Luca Fiorino en la que afirmaba que esa su meta cuando tomó por primera vez una raqueta a los 7 años.
    Por entonces, Djokovic peleaba en la cima del tenis con el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer, grandes inspiradores de tenistas como Nardi, entre otros talentos emergentes.
    En aquellos años, el italiano no dudaba en señalar al serbio como su ídolo y respondía sin dudar que para él era el mejor.
    Mientras Nardi celebraba su pasaje a octavos, donde chocará en un duelo inédito con el estadounidense Tommy Paul (17), vencedor del francés Ugo Humbert por 6-4 y 6-4, Djokovic se despedía con tristeza.
    "A esta altura de la temporada, por lo general, o ganaba un torneo de Grand Slam o celebraba en Dubai. No estoy acostumbrado a no haber sumado al menos un título en esta época del año", confesó "Nole", al reconocer que atraviesa "un ciclo negativo".
    "No conocía a Nardi, pero todos hemos visto que juega un tenis de alto vuelo", reconoció el serbio, de 36 años, tras destacar que él jugó "pésimamente esta noche" y se lamentó porque "no venía a Indian Wells desde hacía cinco años y tenía otras expectativas".
    Mientras el ganador de 24 títulos de Grand Slam, se enfoca en el "Masters 1000 de Miami", que comenzará el 20 de marzo, el italiano acapara elogios.
    Nardi, que se caracteriza por su buena técnica y determinación para jugar, es una de las grandes promesas del tenis italiano, aún cuando su juventud y también algunas lesiones lo mantuvieron alejado de los reflectores.
    Su debut como profesional ocurrió en junio de 2018, con 14 años y diez meses, cuando accedió a cuartos de final del torneo Future de Sassuolo.
    Esa actuación lo convirtió en el más joven tenista italiano en ingresar al ranking ATP, aunque su historial es bastante acotado, con cinco títulos Challenger y siete finales disputadas y otras tres corona ITF con cuatro finales.
    A partir de esta resonante victoria, el joven de 1,86 metros de estatura y físico espigado se meterá entre los mejores 100 del circuito, en el que debutó en mayo de 2022 en el Abierto de Italia.
    Nardi le hizo honor a su condición de "lucky loser" en Indian Wells pues tras no haber superado la "qualy" logró ingresar al cuadro principal por la lesión del argentino Tomás Etcheverry y en la tercera ronda superó por 6-3, 3-6 y 6-3 al chino Zhizhen Zhang.
    Hoy, todos hablan de este joven cuya madre Raffaella siempre lo acompañó cuando se entrenaba y le preparó su plato preferido: lasagna, para darle energías. De su padre heredó la pasión por el Napoli.
    Su candidez se reflejó cuando le comentaron que su próximo rival sería Paul y respondió: "No lo sabía porque no se me había ocurrido mirar el cuadro. Me prepararé a fondo para un partido muy difícil".
    "No podemos creerlo. Es un sueño hecho realidad. Luca logró algo que está más allá de la lógica", comentó Ronni Murroni, presidente del círculo de tenis Baratoff de Pesaro en el que Nardi dio sus primeros pasos.
    En diálogo con ANSA, comentó: "Son las horas que mejor gasté en mi vida", aseguró al explicar que observó el partido con Djokovic y se quedó hasta la madrugada para escuchar la entrevista.
    "Estamos felices porque Luca finalmente sacó a relucir su calidad y su tenis", resumió Murroni.
    Similares sensaciones del alcalde de Pesaro, Matteo Ricci: "Pesaro amaneció con una hermosísima noticia tras el impresionante triunfo de Luca Nardi. Qué puedo decir más que felicitaciones Luca".
    Críticos se mostraron muchos usuarios de las redes hacia el presentador televisivo Rosario Fiorello, quien en el programa matutino "Viva Rai 2" celebró el triunfo de Nardi, pero se equivocó al afirmar que era oriundo de Rimini y no de Pesaro.
    La victoria de Nardi fue celebrada por el presidente de la Federación Italiana de Tenis, Angelo Binaghi, quien afirmó que "el de hoy fue un hermoso despertar, inesperado".
    "Es un momento increíble el que está viviendo el tenis italiano", agregó Binaghi, al recordar que en el último año los tenistas de su país derrotaron en cuatro ocasiones al número uno del mundo (incluidas las tres victorias previas de Sinner).
    "Creemos que el tenis italiano todavía no se expresó en toda su magnitud, considerando que contamos con talentos como Lorenzo Musetti y Matteo Berretini", destacó Binaghi.
    Al igual que Nardi, Sinnerestá instalado en octavos en Indian Wells, instancia en la que enfrentará al estadounidense Ben Shelton tras superar por 6-3 y 6-4 al alemán Jan-Lennard Struff.
    Algunos se ilusionan con una hipotética final italiana, aunque en el horizonte de ambos aparecen rivales como el ruso Daniil Medvedev (4), el español Carlos Alcaraz (2) defensor del título, el alemán Alexander Zverev, el griego Stefanos Tsitsipas y el danés Holger Rune, por mencionar algunos. (ANSA).