Gravina declaró ante fiscalía de Roma

(ANSA) - ROMA, 06 MAR - El presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Gabriele Gravina, se presentó por voluntad propia ante la fiscalía de Roma para declarar durante dos horas en relación a la investigación iniciada a raíz de un informe de la Dirección Nacional Antimafia.
    "Debido a las intolerables explotaciones y reconstrucciones distorsionadoras de la verdad de los hechos que lo han puesto en duda en los últimos días, a pesar de no estar siendo investigado, esta mañana Gabriele Gravina pidió ser escuchado para aclarar su posición y las circunstancias en las que fue víctima", afirmaron los abogados del titular de la FIGC, Leo Mercurio y Fabio Viglione.
    "La audiencia tuvo lugar esta tarde en las oficinas del Ministerio Público de Roma", agregaron los representantes de Gravina, quien según Mercurio y Viglione decidió presentarse "para cuidar su imagen y en virtud de la plena confianza que deposita en los magistrados que siguen el caso".
    "Nuestro cliente es una persona ofendida, por esto desea que se revele cuanto antes sobre lo que se perfila como una verdadera actividad de 'carpetazo', respecto a la que desea además la identificación de los responsables".
    La fiscalía de Roma inició una investigación contra Gravina respecto de los presuntos delitos de malversación de fondos y blanqueo de dinero a partir de un informe del Grupo SOS de la Dirección Nacional Antimafia (DNA).
    En la documentación llegada a Roma desde Perugia se resumen dos ventas realizadas por Gravina en 2018, año de su elección como presidente de la FIGC tras haber encabezado la Liga Pro, tercera categoría del "Calcio".
    Por un lado, se revisa la compra de una casa en Milán por la hija de su socio y de la venta nunca concretada al consultor de la liga de fútbol, Marco Bogarelli (fallecido en 2021) de uno colección de libros antiguos.
    Según las notas enviadas al financiero Pasquale Striano, los movimientos de dinero están relacionados, de manera no demostrada hasta el momento, con la venta de Derechos de televisión de la Liga Pro, pero fuentes cercanas al presidente de la FIGC niegan estas reconstrucciones.
    Gravina ya declaró anteriormente como testigo en la investigación de Perugia, en la que figura como parte perjudicada en el caso que indaga a Striano y al fiscal de la DNA, Antonio Laudati, por abuso de poder y falsificación.
    Según la acusación de la fiscalía de Umbría, Striano obtuvo información privilegiada sobre la adjudicación del contrato de la Liga Pro y luego buscó más detalles sobre Gravina. (ANSA).