Bagnaia entusiasmado

Por inicio de la temporada que lo tiene como gran candidato al título

Bagnaia listo para defender su corona en MotoGP (foto: ANSA)
Bagnaia listo para defender su corona en MotoGP (foto: ANSA)

   (ANSA) - LUSAIL, 6 MAR - "Entusiasmado", se dijo el italiano Francesco Bagnaia a poco de iniciarse una nueva temporada en la que defenderá su título de bicampeón mundial de MotoGP y que se pondrá en marcha este de semana en Qatar, circuito que abrirá el calendario en el que hace un año había sido la penúltima competencia.
    Un campeonato que arranca con todo con la primera "Sprint Race" en Lusail, donde el piloto del equipo oficial Ducati estableció un nuevo récord de pista en febrero durante los ensayos oficiales de pretemporada y donde hace un año el ganador de esa clasificación con distinto formato fue el español Jorge Martín, subcampeón al comando de una Ducati del equipo Pramac.
    Ambos se sacaron chispas hasta el final de ese Mundial y prometen repetir desde este fin de semana la pulseada por el trono al que también aspira el italiano Enea Bastianini, compañero de equipo de Bagnaia que espera dejar atrás un año plagado de altibajos como consecuencias de las lesiones.
    "Pecco", que en Qatar sólo cantó victoria en 2018 (año en el que se consagró campeón en Moto2), parte esta vez como favorito tras lo visto en los ensayos oficiales, en los que -reconoce- "logré excelentes tiempos en las condiciones justas de pista".
    "En carrera será distinto", advierte el bicampeón mundial, al advertir que "muchos pilotos serán veloces en el inicio del certamen y la competencia será alta", comenzando por Bastianini, quien en este trazado celebró su primer triunfo en la máxima categoría en 2022.
    "En los últimos ensayos aquí fuimos rápidos y competitivos y por eso somos optimistas de cara al inicio de la temporada, aunque debemos mantener los pies sobre la tierra porque durante el fin de semana del Gran Premio las condiciones serán distintas a las de los ensayos", explicó Bastianini, que en aquella ocasión cerró a 120 milésimas del mejor tiempo de Bagnaia.
    "Pecco es el rival a vencer", sentencia sin medias tintas Martín, quien pese a todo siente que la Ducati Pramac tiene poco que envidiarle a la moto oficial y tratará de sacarse la espina en un circuito en el que hace un año se le escapó su última oportunidad de pelear por la corona.
    Martín, a quien muchos señalan como posible sucesor en el equipo oficial de Borgo Panigale cuando caduque el vínculo con Bastianini a fin de año, será uno de los españoles que lucharán por el título, al igual que el séxtuple campeón mundial de MotoGP, Marc Márquez, quien tras 11 temporadas en Honda correrá con una Ducati del equipo Gresini.
    Márquez no logró mantener su habitual nivel de competencia en los últimos años debido a las lesiones que lo tuvieron a maltraer y que lo obligaron a pasar varias veces por el quirófano, alejándolo de las pistas.
    Más acá en el tiempo fue el italiano Franco Morbidelli, compañero de Martín en el equipo Pramac a partir de este año, el que padeció luego del accidente que sufrió a fines de enero en Portimao y que le impidió probar la moto tanto en los ensayos oficiales en Sepang como en Lusail.
    Morbidelli, sometido a una resonancia el 2 de marzo que generó entusiasmo sobre su presencia en el Gran Premio del año, deberá esperar a un control médico mañana para saber si será finalmente de la partida en su estreno con Ducati, tras cinco temporadas con Yamaha.
    "Estoy impaciente por probar la moto y volver a correr, tanto como por conocer mejor a los compañeros de mi nuevo equipo", afirmó el italiano, quien en aquel accidente en Portugal sufrió una conmoción cerebral, aunque los exámenes posteriores confirmaron que no padeció daños. (ANSA).