Denuncia desigualdad contra fútbol femenino

(ANSA) - ROMA, 04 MAR - Las mujeres que practican fútbol sufren desigualdad estructural y discriminación pese a que durante 2023 el deporte organizado registró un total de 16,6 millones involucradas, con un aumento del 24% respecto a 2019.
    Lo informó la Unesco, la cual agregó que el número total de equipos de fútbol femenino llegó a 55.622, la mayor parte de los cuales (59%) en Europa.
    Pese a este crecimiento, subraya la Unesco, la representación de las mujeres entre los entrenadores y árbitros sigue siendo baja, con sólo casi el 5% de los DT y el 9% de los jueces mujeres.
    Las desigualdades estructurales se manifiestan en disparidad de acceso a los recursos, a las oportunidades y al reconocimiento a las mujeres en el fútbol, perpetuando un ciclo de discriminación de género.
    Además, las normas sociales y los estereotipos culturales contribuyen a la subrepresentación y a la subestimación de las mujeres en el fútbol, reforzando las disparidades de géneros en todos los niveles del deporte.
    Por eso, la Unesco, en ocasión de la Jornada Internacional de la Mujer, organiza el de marzo un encuentro en la sede de París intitulado "Hacer un gol por las mujeres" para promover la igualdad de géneros en el fútbol y a través del fútbol.
    La discusión pretende orientar el diseño de estrategias preventivas, normativas, iniciativas y sanciones contra la discriminación hacia las mujeres en el fútbol.
    Según la UNESCO, de hecho, para abordar estas desigualdades estructurales se necesitan esfuerzos concertados para desafiar prejuicios profundamente arraigados, promover la inclusión e implementar políticas sensibles al género que garanticen un trato justo y la igualdad de oportunidades para todos los participantes, independientemente del género.
    Y es a partir del fútbol, ;;considerado el deporte más popular del mundo, con miles de millones de aficionados y participantes en todos los continentes, que debemos empezar a acabar con las desigualdades de género también porque, como afirma la FIFA, el fútbol femenino representa hoy "la mayor oportunidad de crecimiento". (ANSA).