Calambres condicionaron a Iapichino

Finalizó séptima en el Mundial bajo techo de Glasgow

(ANSA) - GLASGOW, 03 MAR - La italiana Larissa Iapichino, condicionada por calambres, finalizó séptima en la final de salto en largo del Mundial de atletismo bajo techo desarrollado en Glasgow, donde la delegación "azzurra" igualó su récord de cuatro medallas.
    Iapichino, que en 2023 ganó la medalla de plata en la competencia femenina de salto en largo del torneo europeo bajo techo de Estambul, finalizó muy lejos de la estadounidense Tara Davis-Woodhall, quien se quedó con la victoria.
    Davis-Woodhall se impuso con un salto de 7,07 metros, con el que antecedió a su compatriota Monaé Nichols (6,85) y a la española Fátima Diame (6,78), mientras que el mejor intento de Iapichino fue de 6,69 metros.
    Estados Unidos también celebró una victoria en la posta masculina 4x400, en la que el segundo puesto fue para Bélgica, y un triunfo en la misma competencia pero femenina, en la que la medalla de plata fue para Países Bajos.
    "Sufrí calambres, probablemente sufrí la tensión y lo siento mucho. Podrían haber venido en otro momento. Dejé mucho en los saltos, evitando intentos anulados y considerando todo no hice algo feo", consideró Iapichino.
    "Pero quiero irme de este Mundial con una sonrisa y soy alguien que no se rinde y siempre lo intentaré de nuevo", agregó la "azzurra" de 21 años ante la RAI.
    "Ahora estamos pensando en competiciones al aire libre y mientras tanto espero hacerlo mucho mejor que hoy en el torneo europeo que se celebrará en junio en Roma ante el público local", adelantó Iapichino sobre el certamen que se realizará antes de los Juegos Olímpicos de París 2024.
    La actuación de Iapichino siguió el cuarto puesto de su compatriota Catalin Tecuceanu en la prueba de 800 metros en la tercera y última jornada de competencia del Mundial bajo techo.
    "Creo que Glasgow es una de las mejores expediciones de todos los tiempos a Italia. Los chicos lo hicieron genial. No son sólo las medallas, que obviamente son importantes, sino que pienso en todos nuestros atletas que han superado sus límites", analizó el presidente de la Federación Italiana de Atletismo (FIDAL), Stefano Mei.
    "Son señales de que la base de la selección está percibiendo que siempre hay que intentarlo", agregó Mei luego de la conclusión del programa de competencias del certamen en el que Italia igualó la cantidad de 4 medallas ganadas en Sevilla 1991.
    El optimismo de Mei aludía a las medallas de plata que Mattia Furlani y Lorenzo Simonelli ganaron en la prueba de salto en largo y en los 60 metros con obstáculos, respectivamente, mientras que Leonardo Fabbri completó el podio en lanzamiento de bala y Zaynab Dosso en los 60 metros femeninos. (ANSA).