"Ni ganar alcanza", De Rossi

DT de Roma apunta a dificultades para meterse en zona de Champions

De Rossi sumó su sexto triunfo en el torneo como DT de la Roma (foto: ANSA)
De Rossi sumó su sexto triunfo en el torneo como DT de la Roma (foto: ANSA)

   (ANSA) - MONZA, 2 MAR - Que la llegada de Daniele De Rossi como entrenador le cambió el ánimo a la Roma ya no hay quien lo dude, pero ni siquiera la sexta victoria en siete partidos desde que asumió como reemplazante del portugués José Mourinho bastó para que el "giallorosso" se meta en zona de clasificación a la próxima Champions.
    Un objetivo con el que sueñan sus hinchas y también jugadores, cuerpo técnico y dirigentes, que parece más cercano luego de la goleada por 4-1 obtenida hoy en la visita al Monza que dejó a la Roma en el quinto puesto, entreverada entre Bologna y Atalanta, rivales mañana en un mano a mano directo por el cuarto que hoy ocupa el "azulgrana" de Thiago Motta.
    "No estamos cerca de lograr el objetivo. Faltan muchos partidos todavía", afirmó pese a todo De Rossi al aludir a las 11 fechas que le restan por jugar a su equipo en el campeonato y aún cuando reconoce que la victoria de hoy sirvió para "acortar distancias".
    "En este tiempo que llevo transcurrido como entrenador de la Roma, conocí mejor a los jugadores y ellos me conocieron más a mí. Hemos hecho un buen trabajo, pero estamos todavía a mitad de camino", destacó al afirmar entre risas que "hoy volvimos a ganar, pero siempre estamos quintos" en la tabla.
    Su colega Raffaele Palladino, entrenador del Monza, supo compartir con De Rossi los estudios cuando ambos cursaban sus carreras como DT y destacó hoy: "A Daniele le anticipé que algún día iba a entrenar a la Roma y me siento feliz de haber acertado y de que él haya tenido esta oportunidad".
    "Debo felicitar a los dirigentes por haber confiado en él porque con Daniele la Roma se soltó y su mano se nota. No logró expresar todo su potencial cuando dirigió a Spal (su primera experiencia en ese rubro, Ndr), pero ahora sí lo está haciendo con un equipo difícil de predecir y de enfrentar porque rota permanentemente y ocupa bien los espacios. Antes, era una Roma más táctica", comparó.
    En relación con la dura derrota de Monza, Palladino aseguró: "Parece paradójico, pero felicité a mis jugadores después del partido. Hemos generado situaciones que no supimos aprovechar y por eso fuimos castigados, así como también por los errores arbitrales, que incidieron aunque preferiría no profundizar en ese tema", aclaró.
    Sin embargo, Palladino enumeró que el primer gol de la Roma, "nace de una falta no sancionada a favor nuestro", el tercero, que Dybala convirtió tras una falta que -según el DT de Monza- "no era tal sobre Bryan Cristante" y el cuarto, en el que hubo otra infracción previa sobre (Matteo) Pessina que el juez estuvo dos veces a punto de marcar, pero finalmente no lo hizo".
    Un reclamo por elevación al árbitro Marco Piccinini el de Palladino que resultó bastante más "suave" que el de Claudio Lotito, presidente de Lazio, tras la derrota frente a Milan del viernes en el Olímpico en la que su equipo sufrió tres expulsiones, sancionadas por parte del juez Marco Di Bello, cuya actuación fue calificada como mal hasta por el designador arbitral Gianluca Rocchi. (ANSA).