Inter busca dar un paso más

Hacia el "scudetto" en duelo de "nerazzurri" postergado con Atalanta

Lautaro Martínez, goleador y capitán del líder del campeonato (foto: ANSA)
Lautaro Martínez, goleador y capitán del líder del campeonato (foto: ANSA)

   (ANSA) - MILAN, 27 FEB - Inter intentará extender su ventaja en la cima sobre Juventus a 12 puntos, cuando quedarán igual cantidad de fechas por jugarse, en un duelo postergado con Atalanta por la vigésimo primera jornada que se completará mañana en Milán, junto con el que también animarán Sassuolo y Napoli en Reggio Emilia.
    El equipo de Simone Inzaghi manda con 66 unidades, producto de 21 victorias y tres empates (perdió apenas un partido) y ostenta no sólo la delantera más efectiva del campeonato italiano con 63 goles convertidos, sino también la valla menos vencida, con apenas 12 recibidos.
    Números que asustarían a cualquiera y que llevaron a Gian Piero Gasperini a reconocer que "Inter es un equipo completo que tras el gran trabajo realizado por Inzaghi juega un fútbol de altísmo vuelo pocas veces visto a lo largo de la historia".
    Quizás por eso admite en la previa: "Tenemos poco que perder", a pesar de que Atalanta también llega en racha con cinco triunfos interrumpidos apenas el pasado fin de semana con el empate que logró frente al Milan en San Siro, escenario al que regresa mañana.
    Con 46 puntos, Atalanta necesita ganar este partido para recuperar el cuarto puesto que garantiza el último pasaje a la próxima Champions y que acaba resignó a manos de un Bologna que lo precede por dos unidades y es el equipo revelación del torneo.
    A tal punto que el equipo del ítalo-brasileño Thiago Motta es el único capaz de preceder a Inter en la tabla de aquellos que cosecharon más puntos como local en el campeonato, con 35 logrados en el Renato Dall'Ara, cuatro más que el líder que disputó dos partidos menos en esa condición.
    El equipo de Inzaghi se hizo fuerte no sólo ante su público, sino también cuando sale de casa, pues sumó otros 35 puntos lejos del Giuseppe Meazza en 13 partidos disputados, de los cuales celebró en 11 ocasiones y no sufrió derrotas.
    Cifras que hablan a las claras del gran candidato a reconquistar el "scudetto" del que Napoli parece haberse despedido definitivamente (marcha noveno con 37 unidades) y que el "nerazzurro" alzó por última vez en la temporada 2020-21.
    En un Meazza que se anticipa colmado por más de 70 mil almas, Inter buscará extender mañana su racha positiva en un año calendario que lo vio ganar sus diez partidos desde aquel triunfo por 2-1 frente a Hellas Verona que celebró el 6 de enero en ese mismo escenario.
    El último fue por 4-0 el domingo en campo de Lecce, con una formación alternativa para regular energías y con un doblete del capitán argentino Lautaro Martínez, artillero del torneo con 22 festejos, antes de dejar la cancha a los 65' de juego.
    Mañana, en un duelo postergado en su momento por la disputa de la Supercopa de Italia que se jugó en Riad y en la Inter se consagró campeón, el campeón mundial argentino será titular junto con el austríaco Marko Arnautovic, quien reemplazó con éxito al lesionado francés Marcus Thuram, quien volvería al plantel el lunes frente a Genoa.
    Un triunfo frente a Atalanta le permitiría al líder del campeonato, además, preparar con más margen la revancha por los octavos de final frente al Atlético Madrid en la capital española del duelo que Inter ganó por la mínima en Milán, justamente con un gol de Arnautovic en el partido que se lesionó Thuram.
    Cuatro celebró el equipo de Inzaghi en sus últimos tres partidos del torneo local, en el que cosechó hasta hoy apenas un punto menos en 25 fechas disputadas de los que logró en la temporada 2006-07, al mano de Roberto Mancini.
    En 16 de estas 25 jornadas, Inter no recibió goles (como en 1988-89), lo que refleja a las claras el orden defensivo frente a la valla defendida por el suizo Yann Sommer, quien volverá a ser titular tras haber quedado al margen del duelo con Lecce por un estado gripal.
    En la ofensiva, Martínez volverá a ser el estandarte y se encamina a mejorar el récord de 36 festejos en un mismo torneo de Ciro Immobile y de su compatriota Gonzalo Higuaín, mientras que frente al Atalanta, el "Toro" jugó nueve partidos en Serie A, celebró cinco goles y aportó dos asistencias.
    Entre las bajas de Inter está confirmada la del turco Hakan Calhanoglu, quien sería reemplazado por el albanés Kristjan Asllani en un mediocampo al que regresab Nicoló Barella y Matteo Darmian, mientras que el armenio Henrikh Mkhitaryan se disputa un lugar en el once inicial con Davide Frattesi.
    Por el lado del "nerazzurro" de Bergamo, Gasperini anticipó que difícilmente sea titular Gianluca Scamacca, autor del gol del descuento en la derrota frente a Inter del 4 de noviembre por 2-1 (Martínez y Calhanoglu convirtieron para la visita).
    "Scamacca es un gran chico y trabaja mucho, pero el problema es que muchos lo consideran ya un gran campeón y aún no lo es. Tuvo muy buenos partidos y otros no tanto", resumió su entrenador sobre el delantero.
    Fue cuando anticipó que recurriría al belga Charles De Ketelaere, "quien frente a Milan dejó la cancha en el entretiempo por decisión técnica, pero fue decisivo en Copa Italia y no siente la presión en San Siro", advirtió Gasperini.
    El nigeriano Ademola Lookman, autor de siete goles en el torneo, ya se recuperó de la lesión en el tobillo y el domingo cuando ingresó nos dio una mano", pero arrancaría como suplente en un once inicial en el que se anuncia al mediocampista neerlandés Teun Koopmeiners, artillero de Atalanta con ocho festejos.
    Gasperini, que tendrá al brasileño Ederson desde el inicio (su compatriota nacionalizado italiano Rafael Toloi será suplente junto con los argentinos Juan Musso y José Luis Palomino), se refirió finalmente al penal que le permitió a Atalanta igualar su partido frente al Milan a través de Koopmeiners.
    "No me gustan las simulaciones, ni siquiera cuando me favorecen.
    Sería antipático cambiar de opinión por ese motivo", dijo sobre la falta sancionada por un contacto entre el francés Olivier Giroud y el sueco Emil Holm, quien se tomó el rostro tras recibir un golpe en el pecho.
    Deberá estar muy atento mañana Andrea Colombo, el árbitro designado para dirigir un partido en el que Atalanta e Inter saldrán a ganar impulsados por distintos objetivos para completar uno de los últimos dos partidos que le bajarán el telón a aquella hoy lejana vigésimo primera fecha definitivamente. (ANSA).