Argentina se "paraliza" por el fútbol

Se juega fecha de los "Clásicos" en el país de los campeones del mundo

River Plate y Boca Jrs chocan en la fecha de los clásicos del fútbol argentino (foto: ANSA)
River Plate y Boca Jrs chocan en la fecha de los clásicos del fútbol argentino (foto: ANSA)

   (ANSA) - BUENOS AIRES 24 FEB - El país se paraliza este fin de semana en Argentina, como decía un viejo relator al resumir lo que genera ese fenómeno popular llamado fútbol, gracias al cual las pasiones permitirán olvidar al menos por un rato las penurias cotidianas y una pobreza que se profundiza a ritmo acelerado y constante, afectando a seis de cada diez de sus habitantes.
    Y es que se disputa la "fecha de los clásicos", que verá en acción no sólo a River Plate y a Boca Jrs, el duelo más convocante, sino a casi todos los "enemigos íntimos", hermanados por el deporte más popular del planeta en el país campeón del mundo, hablando de fútbol claro.
    "Hoy el noble y el villano bailan y se dan la mano", como cantaba Joan Manuel Serrat en "Fiesta", en la celebración de un gol que atrona con la fuerza de la angustia contenida de tantos que no logran hacerle frente a necesidades cotidianas ante la embestida del alza de un costo de vida que derrota por paliza a los magros ingresos de la población.
    Algunos intentan aprovechar estos tiempos de "vacas flacas", incluso para un fútbol que genera riquezas millonarias, para instalar el debate acerca de la necesidad de "privatizarlo", convirtiendo a los clubes, hoy asociaciones civiles sin fines de lucro, en sociedades anónimas, proyecto que entusiasma al presidente Javier Milei y a su "mentor", el ex presidente Mauricio Macri.
    Pero como en Alemania, país del "Primer mundo" en el que promete convertir a la Argentina el mandatario dentro de algunas décadas con el sacrificio de sus habitantes y donde los aficionados lograron frenar el desembarco de capitales extranjeros con originales protestas hace apenas unos días, también de este lado del mundo todavía hay quienes resisten.
    Uno es el actual presidente de Boca Jrs, Juan Román Riquelme, ídolo "xeneize" que advertía sobre esas intenciones en una campaña no exenta "maniobras" que no le impidió imponerse en las elecciones celebradas en diciembre por amplía mayoría frente a la fórmula que integraba justamente Macri, catapultado a la política por el popular club argentino.
    Fue la última derrota electoral del ex jefe de Estado, que no concurrió a los comicios, como sí lo hizo Milei, socio de Boca Jrs que tras emitir su sufragio "escapó" de la "Bombonera" en medio de insultos de fanáticos enardecidos no sólo por el rumbo de sus políticas, sino por declaraciones en las que afirmaba que desde hace años celebra los triunfos de River en cada "Supeclásico".
    Una "afrenta" que no perdonaron los fanáticos "xeneizes", que deberán observar esta nueva edición del duelo frente al "millonario" por televisión (pagando el abono correspondiente), dado que se jugará el domingo en un Estadio Monumental al que por razones de seguridad y como en todos los partidos del fútbol argentino sólo pueden concurrir los aficionados locales.
    Las autoridades a cargo de la seguridad estarán atentas a lo que suceda debido a la disputa interna en la barra brava de River, que volvió a estallar en el primer partido como local que el equipo de Martín Demichelis disputó frente a Argentinos Jrs en esta Copa de la Liga y se repitió en el que jugó frente a Banfield.
    Unos 1500 policías participarán en el operativo del duelo saliente de la fecha, única en la que se enfrentan rivales de las dos zonas en las que se divide el torneo y los primeros cuatro de las cuales avanzarán a las instancias decisivas por el título que hoy ostenta Rosario Central.
    El último campeón marcha noveno en la Zona A y visitará a un Newell's Old Boys, que lideraba en las primeras cuatro fechas con puntaje ideal la Zona B, pero sufrió dos derrotas que lo relegaron, aunque el duelo entre "canallas" y "leprosos" no será el único clásico del domingo.
    También jugarán Gimnasia y Esgrima, noveno en la Zona A, y Estudiantes, escolta en la Zona B, en el clásico de la Ciudad de La Plata en el que hace algunas décadas un festejo de gol fue registrado como un movimiento telúrico por un sismógrafo, un ejemplo de como se vive el fútbol en este país.
    Ambos duelos cerrarán esa jornada que se pondrá en marcha con el choque entre River, escolta en la Zona A, y Boca, séptimo en la Zona B al mando de Diego Martínez, quien en la fecha de los clásicos del pasado torneo dirigía a Huracán.
    El "Globo", de magra campaña en la Zona A (undécimo con apenas un triunfo) estrenará a Gastón Coyette como técnico interino en el "Clásico de barrio más grande del mundo" que jugaba hoy como local ante el San Lorenzo de Rubén Insúa, noveno en la Zona B también con un único triunfo celebrado.
    La jornada se ponía en marcha con el Independiente de Carlos Tévez (en el que podría volver a jugar Sergio "Kun" Agüero, goleador histórico del Manchester City en el que también jugó el "Apache") defendiendo la punta de la Zona A frente al Racing Club de Gustavo Costas (sexto en la Zona B) en el "Clásico de Avellaneda".
    También hoy chocaban en el "Clásico cordobés" Talleres y Belgrano (sexto y undécimo en las Zonas A y B, respectivamente) en una jornada en la Sarmiento (penúltimo en la Zona B), a falta de su clásico rival por militar en distintas categorías, recibirá a Barracas Central (quinto en la Zona A), como sucederá entre Unión (octavo en la Zona B) y el ascendido Independiente Rivadavia (décimo en la Zona A).
    El domingo también habrá clásico en la zona sur de la periferia de Buenos Aires y lo animarán en la "Fortaleza" Lanús (tercero en la Zona B) y Banfield (penúltimo en la Zona A), mientras que Instituto de Córdoba (tercero en la Zona A) recibirá la visita de Godoy Cruz de Mendoza (líder de la Zona B) en un clásico interprovincial.
    El único clásico del lunes lo jugarán Argentinos Jrs (cuarto en la Zona A) y Platense (décimo en la Zona B), completándose la jornada con los "emparejamientos" entre Vélez Sarsfield (séptimo en la Zona A) y Tigre (último en la Zona B al mando de Néstor "Pipo" Gorosito); Central Córdoba de Santiago del Estero (duodécimo en la Zona B) y Atlético Tucumán (último en la Zona A), otro duelo interprovincial, y Defensa y Justicia (quinto en la Zona B) ante el ascendido Deportivo Riestra (duodécimo en la Zona A).
    Después, como también cantaba Serrat, volverá "el pobre a su pobreza, el rico a su riqueza" y cada cual celebrará o intentará no cruzarse con nadie, según el resultado de su clásico, esperando por la revancha que siempre promete el fútbol mientras se debate entre las alegrías y las miserias cotidianas.
    (ANSA).