En busca de la salvación

Tres adelantos en la Serie A con la permanencia como objetivo

Retegui y Pérez, argentinos cara a cara en Genoa-Udinese (foto: ANSA)
Retegui y Pérez, argentinos cara a cara en Genoa-Udinese (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA, 23 FEB - La vigésimo quinta del campeonato que ponían en marcha hoy Bologna y Hellas Verona continuará mañana con otros tres adelantos que protagonizarán varios equipos que pelean por la permanencia.
    "No miro la tabla o el mal momento de Sassuolo, un equipo con calidad y un estilo de juego definido", advirtió un Davide Nicola capaz de sacar al Empoli de la zona de descenso y se confirmó como un especialista en ese rubro, como demostró en su momento con Salernitana.
    El diagnóstico de Nicola contrasta con la actualidad del "verdinegro" de Alessio Dionisi, que desde su último triunfo frente a Fiorentina cosechó un empate ante Torino y cuatro derrotas, dos de ellas por goleada ante Juventus y Atalanta.
    La del pasado fin de semana en Bergamo dejó en la cuerda floja a su DT, que mañana rendirá otro examen y en caso de un nuevo traspié tal vez no tenga una nueva chance de revancha, pese a que Sassuolo jugará el miércoles y de local frente al Napoli su postergado de la vigésimo primera fecha.
    Los 20 puntos que cosechó lo emparejan con Hellas Verona, que si suma al menos uno hoy en casa de Bologna lo hundirá en la "zona roja" junto con un Cagliari que tiene 19 antes de recibir al último campeón de Italia este domingo, y con Salernitana, que logró apenas 13.
    Nicola considera que Sassuolo logrará capear el temporal, aunque esperará que no sea a partir de mañana ante su Empoli, pues -reiteró- "tiene un buen plantel y cuenta con tres o cuatro estrategias que aplica muy bien".
    Empoli, otro equipo que había perdido completamente el rumbo, mejoró con el arribo de Nicola e ilusiona a sus aficionados, 700 de los cuales llegarán mañana al Estadio Mapei.
    Desde que despidió a Marco Baroni tras la derrota con Hellas Verona, Empoli goleó a Monza, empató en casa de Juventus, repitió con Genoa, superó a domicilio a Salernitana y repartió puntos de local con Fiorentina. "Cada partido es una oportunidad para crecer", resumió Nicola, al explicar que no se ata a un sistema de juego porque -dice- "los sistemas son hijos de las circunstancias porque dependen de las características de los jugadores y no siempre son los mismos".
    Después de visitar a Sassuolo, Empoli recibirá a Cagliari en otro mano a mano con un rival que pelea por la permanencia, pero Nicola aclara que la idea no es estar permanentemente haciendo cálculos.
    Empoli no podrá contar con el suspendido ghanés Emmanuel Gyasi, con Francesco Caputo, Alberto Grassi, ni con el nigeriano Tyronne Ebuehi, lesionados.
    Sassuolo sigue extrañando a Domenico Berardi, goleador del equipo con nueve festejos y fundamental para soñar con una remontada, que parece utópica en el caso de Salernitana, hundida en el fondo de la tabla cuando restan 13 jornadas para el final.
    "Mañana, frente a Monza, debemos jugar como si fuese una nueva final porque queda apenas un tercio del campeonato por jugarse y no podemos bajar los brazos", dice Fabio Liverani, reemplazante de Filippo Inzaghi y a quien le tocó debutar frente al líder Inter, con una derrota previsible por 4-0.
    "Tenemos que ganar para volver a creer y cambiar la mentalidad", agregó el técnico de una Salernitana que volverá a contar con el aliento masivo de sus hinchas en el Estadio Arechi.
    "Fue importante haber tenido una semana completa para trabajar y percibí señales importantes", aseguró.
    Raffaelle Palladino, el técnico de Monza, reconoció que no será fácil "jugar en un ambiente complicado y frente a un rival que todavía tiene vida".
    "Tendremos que estar atentos", advirtió al reconocer que "Liverani es un técnico al que le gusta que sus equipos jueguen al fútbol, que sabe como atacar, pero también sabe como defenderse".
    "El rival llega herido", recordó Pellegrino, que supo defender la casaca de Salernitana en sus años como delantero y comentó al respecto: "Vuelvo a una ciudad maravillosa, donde siempre me sentí amado y por eso sé lo que nos espera".
    El mexicano Guillermo "Memo" Ochoa intentará mantener en cero mañana la valla de Salernitana, que anuncia como suplentes a los argentinos Federico Fazio y Agustín Martegani ante un Monza en el que tendría en el banco a su compatriota Valentín Carboni.
    Otro argentino, el goleador Mateo Retegui, es la apuesta de un Genoa en un estadio Luigi Ferraris que se anticipa colmado para recibir a un Udinese que, tras la resonante victoria ante Juventus en Turín, no pudo refrendarla y repartió puntos con Cagliari.
    El "Grifone", que tuvo a maltraer en el Diego Armando Maradona a un Napoli que llegó al empate sobre la hora y forzó la salida de Walter Mazzarri, tratará de aprovechar el aliento de su público para seguir sumando.
    "Necesitamos 12 puntos más para estar tranquilos", resumió el técnico Alberto Gilardino, al advertir: "No debemos relajarnos porque Udinese derrotó a Milan en San Siro y a Juventus en Turín".
    Retegui formará dupla ofensiva con el islandés Albert Gudmundsson, artillero con nueve festejos de un Genoa que tendrá también al mexicano Johan Vásquez tras su flamante renovación de contrato hasta 2027.
    Gabriele Cioffi también apuesta a ganador porque - afirma- "Queremos algo más porque sentimos que tenemos potencial", dijo y porque, como suele decirse una golondrina no hace un verano, Udinese tampoco puede relajarse con sólo 23 puntos que lo tienen apenas por encima de la zona de riesgo.
    "Estoy seguro de que haremos un gran partido", auguró Cioffi al reconocer que el estadio de Genoa no es para cualquiera que va de visitante: "Hay dos maneras de afrontarlo, haciéndote en los pantalones o jugando con la cabeza en alto".
    Udinese no podrá contar con alguien que sabe de desafíos como el argentino Roberto Pereyra, pero sí con su compatriota Nehuén Pérez (Martín Payero se anuncia como suplente) y con el brasileño Walace.
    Párrafo aparte para el español Gerard Deulofeu, quien lleva más de un año sin jugar por lesión y confesó que quizás no vuelva a hacerlo.
    "Estamos cerca de él y seguiremos estándolo porque es una persona especial. Si fuiste un campeón, lo serás siempre", aseguró Cioffi, quien apostó por su recuperación al afirmar que "hablaremos de su retiro recién dentro de tres o cuatro".
    (ANSA).