Milan puede ser escolta

Si derrota a Monza le quitará el segundo puesto a Juventus

Milan va por triunfo ante Monza para desplazar a Juventus (foto: ANSA)
Milan va por triunfo ante Monza para desplazar a Juventus (foto: ANSA)

   (ANSA) - MILAN, 17 FEB - Milan visitará este domingo al Monza con la posibilidad de desplazar del segundo puesto a Juventus, que hoy empató 2-2 como visitante de Hellas Verona por la vigésimo quinta fecha del campeonato italiano en el que Inter manda con amplia ventaja.
    En el denominado "Derby de Berlusconi", entre dos equipos de los que fuera propietario el fallecido ex jefe de Estado italiano, Silvio Berlusconi, el "rossonero" buscará extender su racha tras cosechar dos triunfos en fila (frente a Frosinone y Napoli) que se suman al logrado en la Europa League.
    Milan sacó esta semana una buena ventaja en los "play-off" de ese torneo por un pasaje a los octavos de final, tras golear por 3-0 a Rennes en San Siro, victoria que representó también un envión anímico en clave de campeonato.
    Más aún tras el empate de una Juventus que lleva cuatro fechas sin halagos, resultados que le permiten al equipo de Stefano Pioli ilusionarse con la posibilidad de convertirse en el nuevo escolta de su clásico rival, del que lo separan 11 puntos.
    Menor es la distancia con la "Vecchia Signora", que precede por apenas dos a un Milan que irá por más al estadio Brianteo, conocido como U-Power Stadium por razones de patrocinio frente al Monza de Raffaele Palladino.
    Monza sumó 17 de sus 30 puntos en el campeonato jugando en casa, condición en la que en algún momento de la temporada parecía imbatible, pero luego sufrió tres de sus ocho derrotas en el certamen y sumó cuatro de sus siete victorias.
    Con la revancha como visitante frente a Rennes a la vuelta de la esquina (jugarán el jueves), Pioli deberá regular energías, aunque la ventaja lograda en San Siro le da margen como para apostar a ganador en el torneo, en el que luego recibirá a la ascendente Atalanta y visitará a Lazio.
    Dos compromisos difíciles en virtud de los cuales la idea es sumar de a tres frente a Monza, aún cuando Pioli decida darle descanso a algunos de los habituales titulares, entre los que se menciona al francés Olivier Giroud, goleador del equipo co 11 festejos y uno de los jugadores con más rodaje del equipo.
    Su reemplazante sería el serbio Luka Jovic, quien tratará de aprovechar su oportunidad y extender su cosecha de cinco goles convertidos desde diciembre a esta parte, los mismos que el británico Ruben Loftus-Cheek y dos por encima del portugués Rafael Leao en el campeonato.
    Milan, que supo manejar los momentos en los que las lesiones condicionaron el andar del equipo, parece estar de regreso y Pioli vuelve a gozar de un crédito que permite espantar algunos fantasmas que agitaron en su momento algunos medios de prensa al apuntar a Antonio Conte como su eventual reemplazante.
    Su respaldo al plantel en tiempos de dificultades, hizo que ese gesto sea recíproco cuando algunos dudaban de la continuidad del entrenador dejándolo todo en la cancha, el mejor terreno para refrendar el apoyo a un entrenador.
    Por eso, en la previa del duelo, su colega Palladino se preguntó: "¿Cómo se hace para frenar a este Milan?" y se responde: "Jugando el partido perfecto en todos los sectores de la cancha".
    "Milan es el equipo que mejor está en el campeonato junto con Inter. Cuenta con grandes jugadores y, al menos en mi opinión, todavía tiene chances de pelear por el título", agregó el técnico de Monza, al explicar que le pidió a sus jugadores "jugar con confianza y con coraje".
    De paso confesó que él y sus dirigidos estuvieron presentes en San Siro para ver en acción a su próximo rival frente al Rennes y coincidieron en que Milan "es un rival complicado para cualquiera, aunque no imbatible y tiene, como todos, sus puntos débiles".
    En lo que hace al Monza consideró: "Estamos donde esperábamos estar" a esta altura de un campeonato al que le restan por jugarse 14 fechas (incluida esta) y en el que ocupa el undécimo puesto con 30 puntos, a diez de distancia de la zona roja, aunque sin mucho margen como para relajarse.
    "Tenemos un punto más que a esta altura de la pasada temporada y creo que sólo nos falta dar el salto de calidad para festejar alguna victoria frente a los equipos grandes, aunque estuvimos cerca de lograrlo ante Juventus y ante la Roma", explicó Palladino.
    "Falta mucho para el final del campeonato y eso nos da opciones de dar ese salto en el que fallamos en tantas ocasiones", agregó al recordar que "desde que entreno al Monza, nunca pudimos siquiera sumar puntos frente al Milan".
    "Sabemos que no será fácil, pero la oportunidad podría ser mañana", se ilusiona el DT de un Monza al que también se encomienda Juventus para no resignar su condición de escolta en un campeonato en el que Inter marcha a paso firme rumbo a la reconquista del "scudetto". (ANSA).