Lazio pasó el examen

Ante Bayern Munich en octavos de ida Champions, PSG superó a Real Sociedad

Immobile marcó el gol del triunfo de Lazio (foto: ANSA)
Immobile marcó el gol del triunfo de Lazio (foto: ANSA)

   (ANSA) - ROMA y PARIS, 14 FEB - Un gol del capitán Ciro Immobile le permitió a Lazio superar por 1-0 en Roma al Bayern Munich en el duelo de ida por los octavos de final de la Champions League, instancia en la que París Saint-Germain se impuso de local por 2-0 a Real Sociedad con uno de Kylian Mbappé.
Immobile, que en la victoria frente a Cagliari celebró su gol número 200 en Serie A, repitió hoy frente al equipo bávaro de penal a los 69' y le dio a los dirigidos por Maurizio Sarri una ventaja mínima pensando en la revancha en Munich del 5 de marzo.
El seis veces campeón del torneo continental llegaba precedido por una dura derrota por 3-0 frente al Bayer Leverkusen, líder de la Bundesliga en la que los de Thomas Tuchel defienden la corona obtenida en las pasadas 11 ediciones.
Hoy, Bayern Munich volvió a tropezar ante un rival que, ante unos 60 mil aficionados, vengó aquella derrota sufrida en los octavos de final de la Champions de 2020-21, cuando perdió por 4-1 en la ida de local y por 2-1 como visitante en la revancha.
Ni siquiera la presencia del británico Harry Kane bastó para torcer el rumbo del partido en el que Bayern terminó con diez jugadores por la expulsión del francés Dayot Upamecano a los 67'.
En el Día de San Valentín, Lazio enamoró a su público con un triunfo que no garantiza la clasificación, pero representa una inyección anímica en un partido que supo interpretar y jugó con una alta dosis de sacrificio.
Pocas ocasiones le concedió Bayern Munich y en una de ellas apareció Immobile para marcar diferencias ante el equipo de un Tuchel que apostó a la experiencia del campeón mundial Thomas Mueller y a renunciar a los tres hombres en el fondo, como lo hizo ante el Leverkusen, para defender con línea de cuatro.
Kane fue la única referencia en el área rival, flanqueado por Leroy Sané, Mueller y Jamal Musiala, mientras que Sarri optó por Danilo Cataldi como conductor ante la ausencia de último momento del uruguayo Matías Vecino, afectado por un problema muscular.
El brasileño Felipe Anderson se sumó a Immobile en la ofensiva, pero fue la visita la que llegó con peligro por intermedio de Joshua Kimmich y de Kane, aunque sin puntería, mientras Lazio apostaba por la tenencia del balón para contrarrestar la presión del rival.
El equipo italiano logró salir del ahogo después de los primeros 20 minutos, en los que se vio obligado a replegarse.
Su primera llegada que nació de los pies del español Luis Alberto, cuyo remate se fue alto. Bayern Munich respondió con un tiro libre de Sané sobre la media hora que no pasó lejos, así como el remate de Musiala que tampoco encontró destino.
Al regreso del descanso, Lazio generó su primera ocasión clara del partido en una jugada generada por Luis Alberto y, que tras un buen control del danés Gustav Isaksen, no tuvo la mejor definición y le permitió a Manuel Neuer conjurar el peligro.
Las sensaciones negativas de un Tuchel que ensayó cambios al ver que sus dirigidos habían aminorado la presión se confirmaron a los 22', cuando Immobile eludió a sus marcadores y sacó un remate que presagió lo que vendría.
Isakesen remató desviado, pero al momento de hacerlo recibió una falta de Upamecano que mereció la tarjeta roja y derivó en el penal que Immobile trocó por gol desde los 12 pasos.
Los artífices del triunfo dejaron la cancha cuando Sarri los reemplazó para renovar las energías y mandó el ruedo al español Pedro y al argentino Valentín Castellanos, antes de sustituir también a Luis Alberto y a su compatriota Mario Gila porque Bayern Munich, aún con diez, se venía.
La falta de lucidez para traducir esas intenciones en riesgo le jugarían contra el equipo de Tuchel, quien vuelve a ser cuestionado mientras algunos mencionan al portugués José Mourinho, desempleado tras su salida de la Roma, como su eventual reemplazante.
La prensa alemana tituló: "Alerta roja para Tuchel" y coincidió en que, jugando así, "la eliminación en octavos de final está más cerca".
"¿Se viene la primera temporada sin títulos desde 2011-12?", se preguntó "Frankfuter Allgemeine Zeitung" y "Suddeutsche Zeitung" recordó que "Tuchel perdió hoy su quinto partido de eliminación directa con Bayern".
El DT reconoció que su equipo "hizo un buen primer tiempo y tuvo sus chances, pero decayó en el segundo y perdió concentración" antes de sentenciar: "Hicimos todo para perder un partido que teníamos controlado".
"En cierto punto pareció que dejamos de creer", completó en su diagnóstico Tuchel, quien al ser consultado si temía por su continuidad, respondió con un "no".
También Sarri se refirió a su futuro: "En Italia los ciclos largos son difíciles", pero aclaró que se siente "cómodo en Lazio" y aseguró que "si pudiésemos dar un pequeño salto de calidad, me sentiría mejor".
"Hoy derrotamos a un rival que factura 800 millones de euros anuales" y destacó que el triunfo "pudo haber sido más amplio si no nos hubiésemos conformado sólo con ganar".
Immobile, más feliz,  confesó que "jugar estos partidos me da una enorme satisfacción personal, tanto como compartir estas emociones con la gente, que es por lo que jugamos desde que éramos niños".
"Necesitamos repetir este entusiasmo en el campeonato", destacó tras lamentar no haber sacado una ventaja más amplia.
En el otro duelo de una jornada que se puso en marcha el martes, con las victorias del Manchester City, defensor del título, y de Real Madrid por 3-1 y por 1-0 como visitantes del Copenhague y del Leipzig, respectivamente, París Saint-Germain derrotó hoy en el Parque de los Príncipes a Real Sociedad.
Mbappé abrió el marcador a los 58' y Bradley Barcola estiró la ventaja a los 70' para el equipo entrenado por el español Luis Enrique, líder de la Ligue 1 que tuvo al italiano Gianluigi Donnarumma en el arco (el costarricense Keylor Navas fue suplente al igual que Ethan Mbappé, hermano del goleador) y al brasileño Marquinhos como titular.
El equipo de Imanol Alguacil Barrenetxea tendrá que remontar la cuesta en el Estadio Municipal de Anoeta, bautizado como Reale Arena​ por razones de patrocinio, en la revancha de este partido que también se jugará el 5 de marzo.
Los octavos de final continuarán el próximo martes con los duelos que jugarán Inter, subcampeón de la pasada edición, y Atlético Madrid en Milán y PSV Eindhoven y Borussia Dortmund en suelo neerlandés, en tanto que el miércoles lo harán Napoli y Barcelona en el Diego Maradona y Porto frente al Arsenal en el Estadio do Dragão. (ANSA)