Duelo de rachas

Inter busca extender la suya ante una Roma revitalizada con De Rossi

El Inter de Martínez visita a la Roma de Dybala (foto: ANSA)
El Inter de Martínez visita a la Roma de Dybala (foto: ANSA)

   (ANSA) - MILAN Y ROMA, 9 FEB - Inter, sólido líder del campeonato, buscará extender mañana su racha de cuatro victorias en el torneo que lo vio ganar todos sus partidos desde que comenzó el año en casa de una Roma revitalizada desde la llegada de Daniele De Rossi, su ex capitán y hoy DT que cosechó tres triunfos en fila desde que reemplazó al portugués José Mourinho.
    Será el duelo saliente de la vigésimo cuarta fecha (junto con Milan-Napoli, el domingo) y también un choque entre ex socios de ataque: el argentino Lautaro Martínez y el belga Romelu Lukaku, que celebraron 19 y nueve goles en el certamen con el "nerazzurro" y con el "giallorosso", respectivamente.
    Ambos se anuncian como titulares. Martínez compartirá la ofensiva con el francés Marcus Thuram y Lukaku -que no se fue bien de Inter, cuyos fanáticos lo repudian- estará asistido por otro campeón mundial argentino, Paulo Dybala, que celebró ocho tantos en el campeonato, tres de ellos en los últimos dos partidos (Salernitana y Cagliari).
    Tres goles gritó también, pero en los últimos tres partidos (el primero frente a Hellas Verona) su compañero de ataque y capitán Lorenzo Pellegrini, sin dudas el jugador de la Roma que parece haber sentido más el "efecto De Rossi" y el cambio de aire experimentado desde su arribo.
    El ex mediocampista y símbolo del club de la capital tendrá mañana una prueba de fuego ante el Inter de Simone Inzaghi, quien debe purgar una fecha de suspensión que lo obligará a seguir el partido desde el palco del Estadio Olímpico.
    La Roma de Mourinho parecía padecer de un complejo de inferioridad cuando enfrentaba a los denominados "grandes", tal como reconocía el "Special One", concepto que De Rossi no parece compartir en absoluto.
    "En mi plantel hay jugadores que ganaron la Copa América en el Maracaná", recordó al aludir al mediocampista Leandro Paredes, que alzó el título continental en 2021 con la selección argentina de Lionel Scaloni que derrotó a Brasil en la final y que no contó Dybala, quien por entonces tenía poco rodaje en Juventus, pero celebró como uno más aquella conquista de sus compañeros. De Rossi también recordó que algunos jugadores de la Roma "ganaron la Eurocopa en Wembley frente a Inglaterra" en 2020 y por eso consideró que sus dirigidos no tiene ningún trauma cuando afrontan grandes desafíos: "No existe un problema de mentalidad, si no no hubiesen logrado lo que lograron", graficó.
    Las cifras, sin embargo, indican que la Roma cosechó sólo seis puntos de 24 posibles ante los primeros siete de la tabla, razón por la cual el entrenador reconoció que "en el fútbol no existen las casualidades y por eso cuando enfrentas a rivales fuertes puede darse que pierdas o que tengas problemas".
    "Creo que Inter, Milan y Juventus son muy fuertes, pero mi idea es iniciar un camino que no sé cuánto tiempo durará, pero en el que espero poder transmitirle a mis jugadores que también somos fuertes", explicó al recordar que "no existen equipos imbatibles en el mundo y también se le puede ganar a Inter".
    "Hoy no podemos sostenerle el ritmo en el campeonato, pero sí podemos ganarle un partido mano a mano. Debemos respetarlo, pero no demasiado, para que ese respeto no se transforme en miedo", aseguró De Rossi.
    Inter, que tiene un partido pendiente con Atalanta por la disputa de la Supercopa de Italia, le lleva cuatro puntos de ventaja en la cima a la escolta Juventus, su última "víctima" en el campeonato a la que derrotó en el Clásico de Italia el pasado fin de semana y que cerrará la fecha el lunes frente al necesitado Udinese.
    Roma será el último partido ante un rival de fuste que Inter jugará como visitante en esta temporada, a la que le quedarán por delante otras 13 jornadas para el final, y se anticipa como un adversario de cuidado.
    Sin modificaciones aparentemente en el once inicial, el "nerazzurro" saldría al ruedo con el suizo Yann Sommer en el arco, el francés Benjamin Pavard, Francesco Acerbi, Alessandro Bastoni y Matteo Dermian en defensa; Federico Dimarco, Nicoló Barella, el turco Hakan Calhanoglu y el armenio Henrikh Mkhitaryan en el mediocampo y Martínez con Thuram en ataque.
    El francés convirtió cuatro goles y dio cuatro asistencias en partidos disputados como visitante por Inter, que celebró 51 y recibió apenas diez que lo convierten en el equipo más efectivo en la fase ofensiva y defensiva del torneo.
    Ausentes el colombiano Juan Cuadrado, que se recupera de una operación, Davide Frattesi, que regresaría al plantel el jueves ante Salernitana, y Stefano Sensi, afectado por un cuadro febril en un Inter que buscará dar otro golpe antes de reanudar su camino en la Champions League (es el actual subcampeón), el 20 de febrero de local ante Atlético Madrid por los octavos de final.
    Los números de Inter obligan a tomar precauciones, como reconoció De Rossi, quien pretende dar la sorpresa para estirar su racha como técnico de una Roma con la que Lukaku buscará su revancha ante sus ex compañeros tras aquella amarga primera experiencia en San Siro como "enemigo".
    "Ya no tiene 20 años y creo que sabrá manejar sus emociones", auguró el DT "giallorosso", que no despejó las dudas respecto de la posible inclusión de Stephan El Shaarawy en el once inicial que formaría con el portugués Rui Patricio; el neerlandés Rick Karsdorp, Gianluca Mancini y los españoles Diego Llorente y Angeliño en la última línea.
    Bryan Cristante, Edoardo Bove y los argentinos Paredes y Dybala jugarían por detrás de Pellegrini y de Lukaku en una Roma que quiere dar el batacazo de la jornada y regalarle una alegría a sus aficionados, que recuperaron la ilusión y seguramente desbordarán la capacidad del Olímpico en el duelo saliente de la fecha. (ANSA).