PSG entre mudanza y despedida

Al-Khelaifi piensa en nuevo estadio tras frustrarse compra del Parque de los Príncipes

Al-Khelaifi junto a Sara Vieira (foto: Ansa)
Al-Khelaifi junto a Sara Vieira (foto: Ansa)

   (ANSA) - PARIS, 8 FEB - "Ahora basta, queremos irnos del Parque de los Príncipes", resumió el qatarí Nasser Al-Khelaifi, presidente del París Saint-Germain, al aludir a la frustrada compra de ese estadio perteneciente a la comuna parisina y a la posibilidad de construir un nuevo escenario para su equipo.
    "Es fácil decir que el estadio ya no está en venta. Perdimos años en intentar comprarlo y sabemos lo que queremos y es mudarnos", agregó el dirigente a días de que la alcaldesa parisina, Anne Hidalgo, descartase la posibilidad de una venta a los propietarios del club.
    Durante el congreso celebrado en esta ciudad por la UEFA, en el que el esloveno Aleksander Ceferin descartó la posibilidad de postularse para un cuarto mandato como presidente de la entidad, Al-Khelaifi volvió a referirse a la espinosa cuestión.
    PSG, que tiene un contrato hasta 2043 con la Comuna de París para jugar en el Parque de los Príncipes, consideraba indispensable su compra en el marco de un proyecto para ampliar su capacidad a 60 mil espectadores, respecto de los actuales 48 mil.
    Pero las negociaciones cayeron en punto muerto desde hace más de un año, cuando la Junta parisina rechazó ceder ese escenario, razón por la cual ahora se evalúa la construcción de un nuevo estadio en la capital pues también se desplomó la hipótesis de comprar el Stade de France, de Saint-Denis, una idea que los aficionados no compartían.
    En medio de este dilema, PSG tuvo un gesto de reconocimiento hacia Sara Vieira, a cargo de la lavandería, quien se jubila y se despide del club en el que trabajó durante tres décadas y en el que deja gratos recuerdos debido al cariño que supo cosechar en los planteles que pasaron a lo largo de esos años.
    Vieira (versión francesa de la recordada Tita Mattiussi, que además de atender la lavandería se encargaba de la pensión en las divisiones inferiores del argentino Racing Club, que bautizó en su honor un predio en el que se entrenan actualmente esos planteles), es considerada también una "institución" dentro del PSG.
    Por ese motivo, jugadores (encabezados por Kylian Mbappé) y dirigentes le rindieron un merecido homenaje a la dama de 66 años que el miércoles salió a la cancha para efectuar el puntapié inicial simbólico en el partido que PSG jugó con Brest por la Copa de Francia en el Parque de los Príncipes.
    Cada integrante del plantel saludó con afecto a Sara, quien durante sus largos años trabajando en el club se codeó con figuras como el brasileño Ronaldinho, el inglés David Beckham, el sueco Zlatan Ibrahimovic y más acá en el tiempo con el también brasileño Neymar y el campeón mundial argentino Lionel Messi.
    "Merci Sara" (Gracias Sara) rezaba una casaca oficial del club que le regalaron como recuerdo, misma frase que escribió Mbappé en un posteo en las redes sociales en el que recordó sus "30 años en el club" y aseguró: "No hay palabras suficientes para agradecerte por todo lo que has hecho. Siempre serán bienvenida en esta, que es tu casa". (ANSA).