El regreso de un viejo conocido

Nicola visita a Salernitana con Empoli en duelo clave por la permanencia

Nicola vuelve a Salerno, pero como rival (foto: ANSA)
Nicola vuelve a Salerno, pero como rival (foto: ANSA)

   (ANSA) - SALERNO, 08 FEB - "No se trata de un partido de vida o muerte", resumió hoy Davide Nicola, entrenador de un Empoli que marcha penúltimo y mañana abrirá la vigésimo cuarta fecha en casa de la colista Salernitana, equipo al que supo salvar del descenso en su momento.
    "Para mí, no tiene sentido caer en lugares comunes y hablar de partido decisivo, de final o de vida o muerte", reiteró al destacar que el objetivo de Empoli es hoy "continuar en el camino de la recuperación" que se inició tras su llegada.
    En su debut, Nicola logró una goleada frente a Monza que revitalizó los ánimos de un plantel que sumó así su cuarta victoria en el campeonato italiano y comparte el penúltimo puesto con Cagliari y con Hellas Verona, todos con 18 unidades.
    Cinco menos tiene la Salernitana de Filippo Inzaghi, que cosechó apenas dos triunfos y padeció 14 derrotas que la mantienen en el fondo de la tabla a 14 fechas para el final del torneo, situación por demás comprometida.
    El equipo de Salerno fue el último que había dirigido Nicola antes de tomar el timón de un Empoli que con él como conductor apuesta a capear el temporal y mantenerse en primera luego de empatar con la encumbrada Juventus y también con Genoa.
    "Mañana debemos dar otro paso más en esa dirección frente a un adversario que tiene valores y que jugará en un estadio con un ambiente caliente y repleto", advirtió el entrenador, al anticipar que Salernitana "intentará todo para sumar y que puede ponernos en dificultades".
    "Debemos confiar en nuestras fuerzas ante un rival con un buen entrenador y un buen plantel que de local tratará de ganar, pero conozco la calidad de mi equipo y creo que tenemos plantel para crecer en un contexto menos confortable que cuando jugamos en casa", agregó.
    "Ellos seguramente saldrán a buscar el partido desde el inicio porque están obligados", completó Nicola, que no podrá contar con el suspendido zaguero polaco Sebastian Walukiewicz, único cambio que presentaría Empoli en relación con el equipo que empató con Genoa.
    "En estos tres partidos (desde su llegada, Ndr), jugamos con tres en el fondo porque era lo mejor, pero trabajamos distintos sistemas e intentaremos seguir creciendo, porque así debe ser en la vida y no sólo en el fútbol", explicó el DT.
    Su colega Inzaghi, que contará con el arquero mexicano Guillermo "Memo" Ochoa y relegaría al argentino Agustín Martegani al banco de suplentes, reconoció las urgencias de Salernitana y la necesidad de salir a buscar los tres puntos desde el inicio.
    "Preparamos a fondo este partido y trataremos de cerrarlo lo antes posible. No podemos esperar y jugaremos al ataque porque tenemos con qué hacerlo", adelantó el ex goleador del Milan y de la selección "azzurra" en la previa.
    Inzaghi sí considera que este será un choque clave por la permanencia, "una ocasión importante para sumar de a tres puntos porque queremos regalarle una alegría al público y a los dirigentes", aseguró.
    Más de 3 mil aficionados se dieron cita hoy en el entrenamiento a puertas abiertas del plantel en el estadio Arechi, donde también dijeron presente el director general, Walter Sabatini, y el zaguero griego Kostas Manolas, décimo y flamante refuerzo del equipo.
    En alusión a la masiva presencia de fanáticos en la práctica, Inzaghi consideró que "fue una experiencia extraordinaria, sobre todo considerando nuestra posición en la tabla, lo que refrenda una vez más el amor de este pueblo por la camiseta granate".
    "Creo también que este apoyo expresa que, a pesar de que los resultados no se nos dieron, el equipo transmitió algo positivo y por eso mañana debemos tratar de hacer un gran partido para regalarles una victoria y para demostrar lo que significa defender esta casaca", completó.
    Inzaghi reconoció las dificultades que afrontará por las lesiones que afectan especialmente el reparto defensivo: "Tenemos un sólo zaguero de reemplazo en el banco, pero estamos bien en otros sectores" y reconoció que contar con opciones en el mediocampo y en ataque será otro desafío a la hora de elegir el once inicial.
    "Los nuevos están listos", afirmó al apuntar al alemán Jerome Boateng, "un líder cuya presencia contagió a todo el equipo", al tiempo que consideró importante también la recuperación del volante maliense Lassana Coulibaly, "un jugador fundamental que hoy volvió a entrenarse con el equipo".
    "Veremos mañana si arranca como titular o ingresa con el partido en marcha", dijo al respecto Inzaghi, que sí confirmó desde el inicio al franco-senegalés Boulaye Dia y aplaudió el esfuerzo de los dirigentes al sumar a Manolas, "un jugador de enorme experiencia", destacó.
    Con el argentino Federico Fazio ausente, Salernitana saldrá en busca mañana de un triunfo vital e imprescindible que le permita seguir soñando con la permanencia, esa que se aseguró tiempo atrás de la mano de un Nicola que mañana llegará como "enemigo" en busca de un objetivo similar al comando de Empoli. (ANSA).