Ciudad de luces y "sombras"

Investigan al presidente del Comité Organizador de París 2024

Tony Estanguet, presidente del Comité Organizador de París 2024 (foto: ANSA)
Tony Estanguet, presidente del Comité Organizador de París 2024 (foto: ANSA)

   (ANSA) - PARIS, 6 FEB - "Sorpresa" expresó el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024 (COJOP) frente a la investigación iniciada sobre su presidente, Tony Estanguet, por parte de la Fiscalía Nacional Financiera (PNF).
    "El Comité Organizador expresa su sorpresa frente a esta información", afirmó la entidad en declaraciones a la prensa internacional a menos de seis meses de la ceremonia inaugural de la cita olímpica.
    De paso, aclaró que el funcionario que prometió una edición "ejemplar" de los Juegos percibe "una remuneración estrictamente regulada por las normas", al aludir al eje de la investigación confiada a la policía judicial de París la semana pasada y que apunta a las "condiciones de remuneración" del ex atleta que preside el Comité Organizador de los Juegos que se celebrarán del 26 de julio al 11 de agosto.
    La PNF eludió efectuar mayores comentarios respecto de la misma, pero se filtró que el ganador del oro olímpico en canotaje percibió un salario anual bruto de 270 mil euros entre 2018 y 2020.
    Una suma que, según la prensa nacional, supera los límites previstos por la ley de 1908 relacionada con las asociaciones de este tipo, lo cual se suma a lo publicado recientemente por el semanario "Le Canard Echainé".
    Según el artículo de la revista, Estanguet creó una sociedad que factura "prestaciones no comerciales" al propio Comité que preside, aunque la entidad afirma que no hay nada fuera de lugar.
    En lo que hace al salario del dirigente, los responsables del COJOP explicaron que "fue decidido y autorizado desde el primer Consejo de Administración del Comité Organizador, el 2 de marzo de 2018, que se pronunció en su ausencia de modo soberano e independiente".
    El monto percibido fue decidido sobre una propuesta de un "Comité de remuneraciones" integrado por "expertos independientes encargados de garantizar nuestra política en ese sentido", agregó el COJOP.
    La PNF ya había puesto bajo la lupa a los Juegos Olímpicos de París 2024 en junio, cuando allanó la sede del Comité Organizador por sospechas de corrupción en algunos contratos.
    La investigación sobre la remuneración de Estanguet arroja nuevas sombras sobre la cita, precedida también por las polémicas en torno al desalojo de personas en condiciones de pobreza extrema en varias regiones de la capital.
    Según el colectivo "La otra cara de la medalla", que nucléa a unas 80 asociaciones y organizaciones no gubernamentales, se trata de una suerte de "limpieza social" para ocultar los efectos de la economía sobre parte de la población a los ojos de quienes visitarán la ciudad durante los Juegos.
    Una acusación a la que la alcaldesa parisina, Anne Hidalgo, pareció hacer oídos sordos al confirmar hoy que se zambullirá en las aguas del Río Sena días antes de iniciarse las competencias de natación con el triatlón.
    En diálogo con el periódico "Ouest-France", Hidalgo aseguró: "Me zambulliré frente al Hotel de Ville (Ayuntamiento de París), desde el Puente Marie, donde bañarse estará permitido después de los Juegos".
    "Si (el presidente francés) Emmanuel Macron quiere sumarse, obviamente será bienvenido", completó la alcaldesa parisina.
    Bañarse en el Sena, una práctica habitual en tiempos del Antiguo Régimen, previo a la Revolución francesa, está vedado desde hace un siglo en la "Ciudad de la Luz", exactamente desde 1923.
    Fue debido a una disposición municipal por la cual una brigada fluvial patrulla constantemente el río para evitar que las personas se bañen en él.
    Los Juegos Olímpicos permitirán recuperar aquella tradición, aunque el año pasado los organizadores de los Juegos tuvieron que enfrentar algunos desafíos en los ensayos previos y se vieron obligados a cancelar dos pruebas de triatlón debido a una contaminación generada por una imprevista lluvia estival.
    Desde 2016, el Estado francés, la Comuna y la región invirtieron cerca de 1400 millones de euros para sanear las aguas del Sena y de su afluente, el río Marne. (ANSA).