FIGC aprobó presupuesto 2024

(ANSA) - ROMA, 30 GEN - "El resultado deportivo sigue siendo fundamental para generar entusiasmo, pero nos centramos mucho en una planificación innovadora y moderna", afirmó el presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Gabriele Gravina, tras la aprobación unánime del Consejo de la entidad para el presupuesto para 2024.
    "El crecimiento del valor de la producción económica de la federación en un momento en el que falta la clasificación mundial demuestra que hay una vocación destacada de nuestra actividad política que apunta a una dimensión diferente de los resultados deportivos como un fin en sí mismos", indicó Gravina.
    "Entonces el resultado deportivo sigue siendo fundamental generar entusiasmo, pero nos centramos mucho en una planificación innovadora y moderna", agregó en rueda de prensa.
    El resultado operativo asciende efectivamente a 0,32 millones de euros (320 mil euros).
    El margen bruto de explotación se situó en 20 millones de euros y el resultado antes de impuestos en 1,18 millones de euros.
    Además, el valor de producción de 2024 es de 206,9 millones de euros, siendo la cifra de ingresos ligados a las asociaciones, con diferencia, la más alta en la historia de la FIGC.
    En la formulación del presupuesto se previó la utilización del fondo restringido previsto en la ley 234/21 para proyectos destinados al desarrollo del fútbol base y de formación, que involucrarán al mundo del fútbol con todos sus componentes.
    Por último, la evolución positiva de la gestión de la FIGC permitió destinar algunos millones de euros a aumentar los reembolsos de los arbitrajes, que se mantienen sin cambios desde hace más de 10 años, favoreciendo a quienes arbitran a nivel provincial y regional.
    Por otra parte, Gravina insistió en su voluntad de una reforma del fútbol italiano, para la cual, subrayó, el meollo del problema no es el número de equipos que participarán en los campeonatos, sino la cuestión de la sostenibilidad.
    "El problema de la reforma del fútbol italiano no es el de la reforma de los campeonatos. Me sorprende que nuestro compromiso se reduzca al número de equipos. Lo considero ofensivo. El tema central es garantizar la seguridad y dar contenido a ese término llamado sostenibilidad", subrayó Gravina.
    "Hoy estamos en fase de emergencia por no haber podido gestionar las emergencias. Pero cuando presente el plan estratégico en febrero quiero los nombres y apellidos de quienes aprueban un plan para salvaguardar el fútbol y de quienes, en cambio, hablan de reformas pero no quieren ponerlas en práctica", añadió.
    "Si hay ganas de seguir bailando en el Titanic, les quitaré la música, ellos bailarán sin ella", adelantó Gravina. (ANSA).