Piantedosi pide sanciones sin dañar el sistema

Se reunió con Abodi, Gravina y Casini tras ataque a Maignan

Mike Maignan (foto: ANSA)
Mike Maignan (foto: ANSA)
(ANSA) - ROMA, 25 GEN - El ministro del Interior de Italia, Matteo Piantedosi, expresó su satisfacción tras la reunión que mantuvo con el ministro de Deportes y Juventud, Andrea Abodi, el presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Gabriele Gravina, y el titular de la Liga de la Serie A, Lorenzo Casini, tras el ataque racista de aficionados del Udinese al arquero francés del Milan, Mike Maignan.
    "Compartimos la eficacia de las medidas que permitieron identificar rápidamente a los autores de los cánticos racistas en Udine. Continuaremos juntos por este camino para responsabilizar a los aficionados y castigar a los culpables de estos viles gestos, sin dañar el sistema del fútbol", afirmó Piantedosi tras el encuentro desarrollado en la sede del ministerio del Interior.
    Piantedosi recibió durante 80 minutos a Abodi, a Gravina y a Casini cinco días después del ataque racista que Maignan sufrió durante el triunfo por 3-2 que Milan celebró en campo del Udinese por la fecha 21 de la Serie A.
    A través de las cámaras del Bluenergy Stadium, la policía de Udine ya identificó a cinco simpatizantes, a quienes se les aplicó una prohibición de acceso a eventos deportivos (DASPO) durante 5 años, mientras que Udinese los expulsó de por vida de su estadio.
    Asimismo, la justicia deportiva decidió que Udinese deberá jugar a puertas cerradas ante Monza por la fecha 23 de la Serie A como castigo por el ataque racista de parte de su afición a Maignan, aunque el club friuliano adelantó que apelará el castigo.
    Igualmente, durante el encuentro se decidió la constitución de un equipo de tareas, compuesto por los dos ministerios, la FIGC y las ligas de fútbol, para evaluar cómo mejorar las normas a partir de la DASPO.
    "Se evaluará la trazabilidad de esto en los documentos personales de los sujetos sancionados. Luego evaluaremos cómo asociarlo con formas de recuperación social", expresó Abodi.
    A su vez, Casini destacó la importancia de llevar "las instalaciones de la Serie A al nivel del estadio de Udine", lo cual "nos permitió intervenir rápidamente identificando a los culpables", destacó.
    Asimismo, Gravina se enfocó en "mejorar la calidad de los sistemas y, en particular, la hipótesis de introducir el reconocimiento facial" de las personas que asistan a los estadios.
    En tal sentido, Abodi manifestó su esperanza de que el rechazo de los clubes a la herramienta identificar a los aficionados culpables de comportamientos racistas o discriminatorios mediante el reconocimiento facial, ya utilizado por Udinese y Juventus, pueda "promoverse aún más".
    "El racismo no es sólo un problema moral, sino un problema de orden público. Hoy no nos reunimos para tomar un café, sino para evaluar todas las opciones posibles para que nuestra acción, que es una acción coral, sea más eficaz y oportuna. Estoy convencido de que saldremos con algunas propuestas más, más allá de las controversias que no sirven para nada", consideró Abodi.
    "Debemos dedicar todas nuestras energías a combatir y erradicar este flagelo, y a garantizar que aquellos que no entienden las reglas de juego abandonen el estadio", enfatizó Abodi, quien calificó como "muy grave" los insultos recibidos por Maignan, quien abandonó el campo durante 5 minutos, pero luego completó el partido.
    "Lamentablemente no es el único, ocurrieron muchos otros. La decisión de Mike Maignan de abandonar el campo hizo que todo fuera más sensacionalista, pero no debería ser una reacción de ese tipo que aumente el nivel de nuestra atención sobre la cuestión de la lucha contra el racismo y todas las formas de discriminación", subrayó Abodi.
    El ministro de Deportes resaltó que "el partido no termina expulsando a los racistas del estadio", dado que "hay una inversión que debemos seguir haciendo, empezando por la escuela, y que producirá efectos a lo largo de los años".
    "El estadio amplifica todo lo que se dice, pero en las sombras de nuestras ciudades suceden muchas cosas que las noticias no cubren. Espero que lo que ofrecen las noticias deportivas, incluso las negativas, sirva para iluminar las zonas menos ilustradas de la sociedad", confió Abodi.
    Asimismo, Abodi se declaró "a favor de la responsabilidad colectiva, pero también de la responsabilidad individual", por lo cual, argumentó, "la tecnología puede ayudar a identificar y sancionar a los culpables".
    "No creo en la cultura de una victoria por 3-0, a menos que el club y el estadio demuestren que son cómplices y que el coro de 10 personas ve esencialmente indiferente cada año. Desde este punto de vista, estoy de acuerdo con Maignan, porque si callamos nos volvemos cómplices, hay que encontrar equilibrios entre estos factores", explicó Abodi sobre la propuesta del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.
    Abodi está convencido de que los clubes de fútbol disponen de una herramienta "importante", que no fue "ni promovida adecuadamente ni utilizada sistemáticamente", es decir, "quitarle la presencia al aficionado en el estadio".
    "Udinese lo hizo, Juventus lo hizo. Más allá de la DASPO, la no aprobación permite al club no vender la entrada a la persona", concluyó Abodi, quien reconoció su deseo en que los estadios estén colmados "únicamente por niños para que disfruten el espectáculo del fútbol".
    Por su parte, Gravina celebró el reconocimiento de que "la sanción de nuestras normas en el artículo de las Normas Organizativas Internas (NOIF) fue lo más severo a nivel internacional".
    "El principio enunciado por Infantino ya está previsto en nuestras normas. Entonces es más complicado aplicarlo", adelantó Gravina, quien celebró el resultado de la DASPO.
    "Estoy muy a favor de la idea de recuperación sobre todo. La DASPO es sin duda una herramienta que está dando frutos.
    Entonces no sé cuál sería el propósito de endurecerla. Me gusta más la idea de la DASPO, pero que vaya acompañado de un proceso de recuperación y rehabilitación", completó Gravina, quien rechazó comentar la apelación de Udinese a la sanción a su estadio.
    "Lo que pedimos a nuestros clubes es concientizar a todos los demás aficionados de una actitud positiva. Por eso es importante activar tanto las circunstancias atenuantes como las exenciones con una actitud positiva por parte de todo el estadio. Debo decir que lamentablemente en Udine, cuando Mignan regresó, los abucheos lo acompañaron y compartieron algo que era mejor condenar", finalizó el titular de la FIGC. (ANSA).
   

Tags relacionadas