La tristeza de Tomasini por Gigi Riva

(ANSA) - ROMA, 23 GEN - "Era genial, pero nunca usó su grandeza para medirse con los demás. Fui a verlo el viernes, estaba tranquilo y feliz", narró Giuseppe Tomasini, histórico amigo y compañero de Luigi "Gigi" Riva, máximo artillero de la "azzurra" fallecido a los 79 años.
    "Es muy triste, fui a verlo como cada semana, hablamos del pasado, de nuestro equipo, de las hazañas de nuestro Cagliari.
    Él sonrió, y eso no es algo que hiciera a menudo. Gigi era un amigo, fue mi padrino de boda: vivimos juntos los mejores momentos de nuestras vidas", aseveró Tomasini.
    En diálogo con el programa "L'Attimo fugante" de Radio Giornale Radio, el ex futbolista de 77 años, lombardo de nacimiento pero sardo por adopción como Riva, destacó el liderazgo de "Trueno" en el Cagliari que ganó el "Scudetto" de la temporada 1969-70.
    "Era el líder de aquel Cagliari, confiábamos en él, era un gran hombre, pero precisamente porque era un gran hombre nunca utilizó su grandeza para medirse con los demás. Fue y seguirá siendo uno del pueblo, un verdadero sardo", destacó.
    "Una persona excepcional. Él y yo tuvimos una infancia difícil, obligados a ir a la fábrica y luego el fútbol nos pagó. Pero esos sacrificios nos hicieron verdaderos hombres capaces de afrontar los verdaderos problemas de la vida", enfatizó Tomasini.
    Consultado sobre el Cagliari campeón, respondió: "ganamos, nos enfrentamos a todo y a todos, y Gigi tiene la mayor parte del mérito", aseguró el ex defensor.
    "Él siempre luchó, por lo que vivió de joven no tenía miedo, al igual que yo", agregó Tomasini, quien permaneció en la isla al igual que Riva.
    "Después de 50 años, digo que es una muy buena decisión, me siento sardo, uno de ellos y estoy feliz como Gigi de formar parte de esta familia que es digna de admirar", repite Tomasini, recordando los momentos íntimos de su amistad.
    "Con él las tardes siempre eran hermosas, hablábamos de nosotros mismos, cuando me veía siempre estaba feliz. Este corazón cedió y se fue. Es difícil hablar de un amigo que conozco desde el 66", reconoció.
    "Fue mi padrino de boda, juntos habíamos vivido los mejores momentos de nuestras vidas", completó Tomasini, uno de los primeros en acudir al hospital para despedirse de su amigo Gigi Riva.
    También expresó su tristeza Rocco Sabato, quien tuvo la fortuna de ser el último jugador del Cagliari en lucir la camiseta número 11 antes de que fuera retirada en honor a Gigi Riva.
    "Riva fue un campeón, pero también una persona excepcional, recuerdo que incluso en esa ocasión hizo todo lo posible para tranquilizarme", narró Sabato en diálogo con ANSA sobre el 9 de febrero de 2005, cuando se realizó una ceremonia antes del partido entre Italia y Rusia en la que "Gigi" le concedió la camiseta.
    "Yo era muy joven y él insistió en preguntarme cómo estaba, tratando de involucrarme. Gran humanidad y humildad. Me quedé muy impresionado. Y me hice una promesa: cuando este campeón se vaya, quiero estar ahí para la despedida definitiva. Cuando me enteré de lo sucedido, conseguí información y entradas: estaré en Cagliari para cumplir mi promesa", garantizó Sabato, que jugó dos años con para Cagliari, con el que consiguió el ascenso a la Serie A y la permanencia entre 2003 y 2005.
    "Yo soy zurdo como Riva y cuando era pequeño siempre vestía la camiseta con el número 11, jugaba como delantero. También me reconozco en él en su sencillez, en su amor por las cosas sencillas y por el mar", comentó Sabato, que ahora vive en Pavía.
    "Esa camiseta con el número 11 cayó sobre mis hombros casi por casualidad, fue sorteada entre Langella, yo y Albino (otros dos protagonistas del ascenso a la Serie A con Reja, Ndr)", reveló el ex delantero, que ahora trabaja en el campo de entrenamiento de la Asociación de Futbolistas Italianos. (ANSA).