Identificado uno de los agresores de Maignan

Udinese lo expulsó de por vida por sus coros discriminatorios

Mike Maignan (foto: EPA)
Mike Maignan (foto: EPA)

(ANSA) - MILAN, 22 GEN - Udinese anunció la expulsión de por vida de uno de los aficionados que emitió coros racistas al arquero francés del Milan, Mike Maignan, durante el partido entre ambos equipos por la fecha 21 de la Serie A.
    El club de Friuli informó que se trata de un hombre de 46 años que le gritó 12 veces a Maignan "negro de mierda" durante el partido que Milan ganó 3-2 en campo del Udinese en el duelo disputado el pasado sábado 20.
    El comisario de Udine, Alfredo D'Agostino, emitió una prohibición de acceso a eventos deportivos (DASPO) de 5 años para el primer aficionado del Udinese en ser identificado tras emitir coros racistas contra Maignan.
    La identificación del fanático de Udinese por parte de la policía fue posible gracias al análisis de las imágenes de las cámaras del estadio Bluenergy y de la producción de TV.
    El comunicado del Udinese indica además que el aficionado será "expulsado por tiempo indeterminado de nuestro estadio con efecto inmediato" por los "deplorables insultos racistas que emitió contra Maignan".
"Bien hecho Udinese", se lee en un mensaje que Milan publicó en su cuenta de la red social X, conocida anteriormente como Twitter, tras el anuncio de la expulsión del aficionado que insultó a Maignan.
    Asimismo, Udinese revalidó su "compromiso contra el racismo considerando fundamental la aplicación de medidas fuertes para mandar un mensaje concreto contra las discriminaciones, no sólo en el fútbol, sino en toda la sociedad".
    La nota agrega que Udinese "trabajó desde el sábado por la tarde en estrecha colaboración con las autoridades, poniendo a disposición todas sus cámaras y los equipos más modernos con los que está equipado el estadio Bluenergy para poder informar rápidamente sobre las investigaciones en curso".
    Por último, Udinese agradeció a la jefatura de policía de Udine por "su colaboración y confirma su firmeza a la hora de atacar a los responsables de los insultos que empañan la ética deportiva del club, de la región, de la ciudad de Udine y de una afición que siempre ha sido un modelo de integración y respeto".
    El director general del Udinese, Franco Collavino, había adelantado más temprano la intención del club de expulsar de por vida del estadio a los "tifosi" que emitieron coros racistas contra Maignan.
    "Estamos convencidos de que se trató de no más de dos o tres personas. No hubo cánticos: así nos lo confirmaron las autoridades del partido. En todo caso, el número no importa: aunque fuera sólo uno, sigue siendo una cosa muy grave", remarcó Collavino, quien reivindicó la condición "multirracial y multiétnica" del Udinese.
    "Somos un ejemplo de inclusión y tolerancia y también la región Friuli Venezia Giulia manifestó estos principios", recordó el directivo del Udinese, cuyo arquero Marco Silvestri respaldó desde Instagram a Maignan.
    "Querido Mike, siento lo que te pasó. No es la primera vez, pero juntos debemos asegurarnos de que sea la última. Esto no puede suceder en nuestro estadio, no debe suceder en ningún estadio, en ningún campo, en ningún lugar, levantemos todos la voz: no al racismo", subrayó Silvestri.
    "Les escribo para decirles que llevo tres años defendiendo el arco del Udinese y tengo ganas de defender también esta ciudad, este club y esta afición", siguió Silvestri.
    "Defiendo a los que realmente aman el fútbol. El respeto y la educación forman parte de nuestros valores, y nuestro equipo es también un símbolo de integración. Estas personas son mucho más, más que un idiota que grita palabras estúpidas mientras anuncia su ignorancia y vergüenza en su curva. Querido Mike...sigue fuerte!", completó Silvestri.
    "Las acusaciones de racismo e ignorancia no nos afectan. Damos la bienvenida a personas de todas las edades, de todas las clases sociales y de todas las naciones. El único color que realmente importa es el blanco y el negro", se lee también en un comunicado de la Curva Norte del Udinese.
    "Durante Udinese-Milan no se realizaron cánticos discriminatorios. Cualquier palabra grosera o grito incivilizado de un individuo no refleja nuestra comunidad. Numerosos jugadores del Udinese son negros y nadie se quejó nunca de haber sido sometido a comportamientos racistas en el estadio o en la vida cotidiana de los friulanos", agrega la nota.
    En tanto, el responsable de Políticas Deportivas del Partido Demócrata (PD), Mauro Berruto, consideró "insuficientes" las normas actuales respecto de personas con una conducta racista y, en consecuencia, reveló que planea presentar un proyecto de ley al respecto.
    "El tema necesita una actualización de las normas y tengo un par de ideas que llamar la atención del Parlamento; estas actitudes ya no son soportables. Estoy de acuerdo con cada palabra de Maignan en su post después de los hechos, aquellos que fingen que no pasó nada son cómplices", enfatizó Berruto ante "Radio Sportiva".
    Berruto consideró que la DASPO "debe tener una duración de al menos 15 años, o todo lo posible, y debe tener un impacto también en el perfil del código penal".
    "Debe referirse a las manifestaciones de odio racial, religioso y étnico-territorial. Quien sea culpable de estos crímenes no debe volver a poner un pie en el estadio durante el mayor tiempo posible, y no puede quedarse sólo con la idea de que como mucho vamos a la comisaría a firmar", completó Berruto.
    Asimismo, Berruto saludó la propuesta del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, de darle por perdido el partido al equipo cuya afición emita coros racistas.
    "Leí las declaraciones de Infantino y también puedo compartir la idea. Me parece bien si puede tener el efecto de 'enojar' a la gente decente que va al estadio a disfrutar del espectáculo", concluyó Berruto.
    También Lorenzo Casini, presidente de la Liga de la Serie A, condenó los ataques contra Maignan y adelantó que el objetivo del torneo de la primera división del "Calcio" es "eliminar todas las formas de racismo en los estadios para 2030".
    "Sin embargo, me gustaría decir que el fútbol no está aislado.
    Es un fenómeno que debe combatirse a todos los niveles, especialmente gracias a las instituciones, incluidas las escuelas y la sociedad. No cometamos el error, porque subestimaríamos el problema, de que el racismo sólo afecta a los estadios", remarcó Casini ante Mediaset.
    A su vez, el ministro del Interior de Italia, Matteo Piantedosi, opinó que los insultos contra Maignan representan "un episodio execrable del cual se debe tomar una neta distancia".
    "La sanción deportiva es importante, pero no resuelve el problema", aseveró Piantedosi, quien reclamó además "una reflexión" con el ministro de Deportes, Andrea Abodi, para "una reanudación del análisis del tema". (ANSA).
   

Tags relacionadas