Ciriani defendió a friulianos

(ANSA) - ROMA, 22 GEN - El ministro de Relaciones con el Parlamento, Luca Ciriani, defendió a los friulanos tras el ataque racista de aficionados del Udinese al arquero francés del Milan, Mike Maignan, en el duelo entre ambos equipos por la fecha 21 de la Serie A.
    Ciriani recordó que los residentes de Friuli, tras condenar firmemente el racismo, quisieron "rechazar totalmente y con mucha energía la acusación que hacen algunos periódicos y algunos comentaristas".
    "Un pueblo respetable, que siempre ha respetado a la gente. Un sinvergüenza, un racista, un loco, un vil y un cobarde que insulta a un jugador ciertamente no representa al Friuli", aseveró Ciriani.
    "Creo que puedo decir que no hay ninguna alarma de racismo en este país. No debemos transformar la idiotez de unos pocos en un problema general. Si hay sanciones, la fiscalía podrá imponerlas. Si es necesario aumentarlas, lo verificaremos", garantizó Ciriani.
    "Pero repito: en mi opinión tendemos a generalizar episodios que afectan a una minoría muy pequeña", insistió el ministro de Relaciones con el Parlamento tras lo ocurrido en el partido que Milan ganó 3-2 el pasado sábado 20.
    "Sobre lo ocurrido en el estadio de Udine, hay una condena total de los incidentes de racismo. Están tanto los fiscales deportivos como los penales que podrán intervenir si lo consideran necesario y seguramente cumplirán con su deber", confió Ciriani.
    A su vez, el presidente de la región Lombardía, Attilio Fontana, aseguró estar "de acuerdo en que debemos luchar contra todas las formas de racismo en todos los sentidos".
    "Lo que debemos hacer es intentar estudiar mejor las formas más apropiadas, como por ejemplo dejar claro que son cosas fuera de tiempo e inaceptables. Simplemente necesitamos estar cohesionados y luchar todos en la misma dirección", remarcó en una rueda de prensa en Pirellone.
    Por su parte, el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, consideró "aterrador que todavía haya que aceptar estas situaciones en los estadios".
    "Creo que Maignan lo ha hecho muy bien y también le entiendo cuando dice, en materia de elección, que quien no toma una posición precisa, el club y la fiscalía, son corresponsables de esta situación", analizó Sala.
    "Es hora de decir basta. Observo lo sucedido con gran tristeza, quizás esta vez la reacción de Maignan fue tan significativa, que podría ser un punto de inflexión contra el racismo en los estadios", apostó Sala al margen de la presentación de los actos del Día del Recuerdo.
    Consultado sobre un eventual encuentro con Maignan, el alcalde respondió: "hay que pensarlo, yo también estaría feliz, pero tampoco quiero perturbar su trabajo. Ahora estamos pensando en ello pero sin duda queremos hacer algo", completó.
    Luego fue el turno de Isabella De Monte, diputada de Italia Viva que resaltó que "quien intente negar o incluso minimizar está cometiendo un grave error".
    "Lo que le pasó a Maignan en nuestra Udine es grave, muy grave: y agradezco al alcalde de la ciudad, Alberto Felice De Toni, su propuesta de conceder al futbolista la ciudadanía honoraria. Es un gesto de reparación y redención que honra la civilización de nuestra comunidad", celebró De Monte.
    En tanto, Sandro Ruotolo, del secretariado nacional del Partido Democrático, indicó que "para el vicepremier (Matteo) Salvini son sólo unos pocos idiotas" quienes protagonizan hechos racistas.
    "No es tan así. Los estadios de nuestro país llevan años llenos de insultos y cánticos racistas. Estamos con Mike Maignan, con el arquero del Milan, víctima de cánticos racistas en Udine: es todo un sistema que debe asumir sus responsabilidades", subrayó Ruotolo.
    "La Federación de Fútbol y la Liga deberían alinearse con la FIFA: derrota del equipo de quienes cometen actos racistas e interrupción definitiva del partido, no sólo una suspensión de 5 minutos. No hay lugar para el racismo ni otras formas de discriminación", comentó en coincidencia con Gianni Infantino, quien preside la entidad que rige el fútbol mundial.
    Por último, Marco Dreosto, senador y secretario regional de la Liga Fvg, lamentó que "en estas horas hemos sido testigos de un debate surrealista".
    "Después de las portadas, de las ediciones extraordinarias de las noticias y de un debate público que arremetió contra Friuli y su comunidad, también tuvimos que ser testigos de las lecciones morales de quienes, en la cima del fútbol internacional, están vendiendo el deporte más seguido del mundo a los jeques qataríes o saudíes", criticó Dreosto sobre la disputa de la Supercopa de Italia en Arabia Saudita.
    "Toda nuestra indignación y nuestra condena firme e inequívoca a toda forma de racismo. Quienes discriminan y ofenden a una persona por el color de su piel demuestran de forma cristalina toda su ignorancia y su idiotez", cuestionó Dreosto.
    "Que quede claro, pero no es aceptable presenciar un circo mediático y político en el que toda una comunidad, la friulana, es acusada indiscriminadamente de oportunismo", opinó el senador de la Liga Fvg.
    "Espero que los culpables sean identificados y reciban la sanción adecuada, pero que paguen ellos y no Udinese ni toda su afición ni el pueblo friulano. Friuli siempre ha sido una tierra de trabajadores serios y respetuosos y que sean arrojados a la luz nacional e internacional como racista es inaceptable, además de falso e incorrecto", concluyó Dreosto. (ANSA).