Piden 12 años de prisión para Gino Pozzo

(ANSA) - MADRID, 16 GEN - La Fiscalía Anticorrupción de España pidió una condena de 12 años de prisión para Gino Pozzo, actual propietario del Watford inglés y ex propietario del Granada.
    Lo informó el diario español El País, el cual citó fuentes de la fiscalía, según las cuales Gino Pozzo, hijo del propietario del Udinese, Giampaolo Pozzo, en su momento fue propietario del club entre 2009 y 2016 con el presidente del Granada CF, Enrique Pina Campuzano, conocido como "Quique".
    La fiscalía también pidió 12 años de prisión para Campuzano, pues considera que con Gino Pozzo implementaron "un plan criminal a largo plazo" para hacerse con el control del club y defraudar por montos millonarios a las autoridades fiscales a través de una red de empresas y movimientos "complejos" de dinero provenientes del fichaje de futbolistas.
Sin embargo, desde Udinese enviaron una nota a ANSA para indicar que "la investigación en cuestión concierne al club de fútbol Granada y no directamente a la persona de Gino Pozzo", tras lo cual se resalta que "la autoridad judicial ya había cerrado el procedimiento en 2022".
    Tras más de cinco años de investigaciones, la fiscalía ultimó el auto de procesamiento de cara a la apertura de juicio anunciada por el tribunal superior de la Audiencia Nacional.
    Según la solicitud, "los imputados pusieron en marcha un gran plan criminal que, a partir del control del Granada CF en 2009, y mediante la ejecución de una compleja estrategia, les permitió que los beneficios obtenidos por el club en la cesión de jugadores profesionales".
    La fiscalía indicó que los futbolistas fueron trasladados a Luxemburgo sin pagar impuestos en España, obteniendo así un importante beneficio económico en perjuicio de la Agencia de Hacienda Pública española.
    Para ello, Gino Pozzo y Quique Pina "vaciaron la tesorería del club" Granada CF y simularon la necesidad de recurrir a financiación de una sociedad luxemburguesa, Fifteen Securitation, según la acusación.
    La fiscalía refirió que la red de empresas que supuestamente montaron para ocultar los beneficios obtenidos, se extendió por Italia, Luxemburgo y Emiratos Árabes Unidos.
    Acusado de blanqueo de capitales en la venta de futbolistas y de delitos contra la hacienda pública, Quique Pina, exfutbolista y agente, director general y ex director deportivo del Cádiz FC y ex propietario del equipo Ciudad de Murcia, fue puesto en prisión preventiva en 2018 sin libertad bajo fianza por el juez de instrucción de la Audiencia Nacional José de la Mata, por riesgo de destrucción de pruebas, en otra línea de la investigación.
    Además de la condena a prisión, la fiscalía, que señala a Pozzo como líder de la estafa, exige el pago al empresario italiano de 35 millones de euros, mientras que también reclama multas millonarias a Pigna y a otros dos acusados ;;en la investigación por daños al erario.
    Asimismo, la agencia anticorrupción pide que se condene al Granada como persona jurídica a pagar 27 millones de euros por tres delitos fiscales. (ANSA).