"El joven Berlusconi", docuserie de Netflix

Entre testimonios e imágenes inéditas.

Un retrato de Silvio Berlusconi de la década de 1970 (foto: ANSA)
Un retrato de Silvio Berlusconi de la década de 1970 (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA - En las primeras imágenes del tráiler se ve a un joven Silvio Berlusconi entrevistado por Mike Buongiorno que le pregunta: "te ocupas bien de muchas cosas, distribución, edición, cine, fútbol, ;;construcción, cómo lo haces no lo sé, pero alguna vez se te ha ocurrido dedicarte a la política?".
    La respuesta corta es: "Soy un hombre de acción, así que lo que sé hacer bien es ser emprendedor".
    Netflix cuenta la historia del joven Berlusconi en una docuserie que se estrenará en Italia el 11 de abril en el gigante del streaming (y que seguirá en muchos otros países, empezando por Francia, Alemania y Austria, donde será retransmitida por Zdf Arte y Orf ) dirigida por Simone Manettie.
    "El joven Berlusconi" rastrea el éxito del Cavaliere desde sus inicios como empresario hasta la invención de la televisión comercial a mediados de los años 70 y las elecciones políticas del 94.
    La docuserie es una producción de B&B Film en coproducción con la productora alemana Gebreuder Beetz Filmproduktion y con la emisora ;;franco-alemana Zdf Arte, cofinanciada por la Región del Lacio, por el programa Media de Europa Creativa, creado también gracias al crédito fiscal del Ministerio Italiano de Cultura.
    Compuesto por tres episodios llenos de detalles y testimonios inéditos, aborda el éxito de Silvio Berlusconi desde sus inicios como empresario hasta la invención de la televisión comercial a mediados de los años 70 hasta las elecciones políticas de 1994.
    Silvio Berlusconi se lanzó, como muchos en aquellos años, al negocio de la construcción. Creó Milán 2, una ciudad futurista rodeada de vegetación, donde, para evitar el bosque de antenas en los tejados, planeó, por primera vez en Italia, conectar toda la ciudad con cable coaxial.
    Así, en 1974, nació un televisor debajo de las escaleras al servicio de los vecinos, que podían seguir misas, reuniones del condominio, las actividades deportivas de sus hijos y la publicidad del comerciante de al lado. Nadie hubiera imaginado que poco después la televisión de condominios TeleMilanoCavo se transformaría en uno de los mayores grupos de televisión privados europeos.
    Berlusconi intuye un acuerdo: la televisión privada es el negocio del futuro. Quiere programas animados, coloridos pero al mismo tiempo tranquilizadores, y la publicidad debe ser su alma.
    El monopolio de la Rai es eludido por el llamado "pizzone" de Berlusconi, una cinta grabada con programas y anuncios que se distribuye a todas las emisoras, repartidas por todo el territorio nacional, afiliadas al Canale5, que ha sustituido a TeleMilano.
    Con este truco rudimentario, pero ingenioso, una pequeña cadena de televisión local de Milán consigue hacerse oír en toda Italia y vender muchísima publicidad. Y así, durante el sangriento final de "los años de plomo", Berlusconi hace soñar a los espectadores, describiendo una Italia que aún no existe, pero que se revelará poco después.
    Generaciones enteras crecen ante las pantallas de televisión del grupo Fininvest, que emiten concursos, telenovelas, series de televisión estadounidenses, dibujos animados japoneses, programas de fútbol y comedias.
    Berlusconi se dirige al consumidor y a los anunciantes, mientras que la televisión estatal se dirige al ciudadano: a partir de este momento las fronteras entre los dos mundos se volverán más borrosas, la comunicación de Berlusconi forma una nueva audiencia, que pronto se trasladará al electorado. Y la cosa no se detiene: a lo largo de los años 1980 el imperio de Berlusconi crece espectacularmente, incorporando, además de la televisión y la publicidad, también editoriales, periódicos, revistas, compañías de seguros, bancos, cadenas de tiendas y un equipo de fútbol, ;;el AC Milan, haciendo que su imagen de un empresario exitoso sea aún más popular.
    La docuserie cuenta la extraordinaria historia de una de las personalidades europeas más famosas y controvertidas. Tres episodios de 50 minutos cada uno, sin narrador, pero sí testigos, capaces de confidencias y anécdotas inéditas.
    Un cuento lleno de historias nunca antes contadas. Además de entrevistas, la serie se compone de material de archivo, parte del cual es inédito o raro. La serie utiliza música, archivos e historias personales como elementos clave de una historia visualmente impresionante.
    Próximamente llegará a Latinoamérica. (ANSA).