Italia promueve Turismo de Raíces

Ministra italiana Daniela Santanché.

(ANSA) - BUENOS AIRES, 19 MAR - "El cordón umbilical entre Italia y Argentina no puede ni debe ser interrumpido". En este comunicado, explicó la ministra de Turismo, Daniela Santanché, está el significado principal de su visita a Buenos Aires, donde impulsó la campaña Turismo de Raíces, acompañando el regreso del buque escuela Amerigo Vespucci (Américo Vespucio) a aguas del Río de la Plata luego de 72 años.
    En conversación con ANSA, en una pausa entre las numerosas reuniones y compromisos de su agenda porteña, Santanché reconoce que "ha habido un poco de discontinuidad en la relación con Argentina", pero que el gobierno de Giorgia Meloni "quiere recuperar este vínculo porque sentimos que esta es una nación que nos pertenece en espíritu y alma. Que la Argentina también la hicieron los italianos." "Italia -prosiguió la ministra- representa el primer destino en Europa para los turistas argentinos, y el turismo de raíces constituye una palanca estratégica y una oportunidad de desarrollo, especialmente en términos de revitalización de nuestros pueblos y desestacionalización de los flujos".
    "Por eso -afirmó Santanché, que durante la misión se reunió con el secretario de estado de Turismo, Daniel Scioli, el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el jefe de Gobierno de Buenos Aires, Jorge Macri, además de participar en iniciativas de promoción con ENIT, empresas italianas y operadores turísticos-: como gobierno estamos invirtiendo mucho para llevar a cabo actividades que promuevan las raíces italianas y la excelencia en el mundo, entre las que destaca la gastronomía y el vino".
    "Y, en ese sentido, estamos impulsando la candidatura de la cocina italiana como patrimonio de la UNESCO, también aquí en Buenos Aires", añadió.
    El resultado de la visita, subrayó la ministra a menos de 24 horas de regresar a Roma, es ciertamente "positivo".
    "Todas las reuniones fueron útiles y fructíferas. Con el subsecretario de Turismo, Scioli, estamos preparando un acuerdo sobre algunos puntos que ya hemos establecido y entre ellos la posibilidad de iniciar una campaña conjunta para incrementar el intercambio de turistas".
    Según datos de ENIT, con una población de más de 46 millones de habitantes, de los cuales aproximadamente la mitad son de origen italiano, el país sudamericano produjo 704.000 arribos antes de la pandemia, con un gasto de 526 millones de euros, y de 2012 a 2019, los flujos turísticos crecieron un 240%.
    Y de cara al futuro, también según datos de Confcommercio, el turismo de raíz representa una cuenca de crecimiento esencial compuesta por un número de entre 60 y 80 millones de turistas, con un gasto anual generado estimado en alrededor de 8 mil millones de euros.
    "Precisamente por los lazos que nos unen, pero incluso por las cifras que hemos citado, este es un mercado que queremos cultivar y que los gobiernos anteriores, por el contrario, han descuidado un poco".
    "Hay que dedicarse y esforzarse para luego ser querido y obtener los beneficios", concluyó Santanché. (ANSA).