Neruda, piden a Madrid peritaje grafológico

Familia del poeta valora fallo que impide cierre de causa

La muerte de Pablo Neruda, una duda que persiste (foto: ANSA)
La muerte de Pablo Neruda, una duda que persiste (foto: ANSA)

(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE - La familia del poeta chileno Pablo Neruda presentó un escrito donde pide que se oficie a la policía de Madrid para realizar un examen grafológico al certificado médico de defunción del Premio Nobel de Literatura 1971.
    En conversación con ANSA los abogados Elizabeth Flores y Rodolfo Reyes, sobrino del vate, acudieron a la Corte de Apelaciones tras la decisión de la jueza Paola Plaza de cerrar en setiembre pasado la investigación.
    La Corte de Apelaciones "en forma contundente, clara y categórica ordenó la reapertura de la investigación y las diligencias más relevantes y todas las que se deriven de ellas, lo que es muy importante para nosotros".
    El tribunal de alzada, el 20 de febrero, "ordenó realizar un nuevo examen grafológico acerca del certificado médico de defunción y nosotros presentamos un escrito solicitando que se oficiara a la policía científica de Madrid, cuya especialización es de examen grafológico", acotó Flores.
    Argumentó que la Policía Civil de Investigaciones de Chile (PDI) estaría inhabilitada "porque no entregó las certezas que se requerían".
    Cuando murió Neruda se extendió un certificado de la Clínica Santa María donde la PDI ya dijo que había tres manos distintas en su confección, más la firma, que en un tiempo se atribuyó al doctor Roberto Vargas Salazar, y que la PDI dio por cierto, en circunstancias que está con faltas de ortografía. Aparece con doble Z (Zalazar), "y se lo hicimos notar al tribunal".
    "Al tribunal no le importó, pero a la corte sí", observó la abogada. "Pedimos que se oficie a una instancia internacional.
    Necesitamos que esta prueba sea limpia con resultados limpios", acotó Rodolfo Reyes.
    Ambos profesionales relevaron también la aprobación de la metapericia, "es decir, otorgó amplias facultades a los laboratorios de Dinamarca y Canadá" que emitieron el informe en 2023 donde confirman que Neruda murió por la inoculación de la bacteria Clostridium botulinum, encontrada en su cuerpo en 2017.
    Los abogados señalaron que la jueza debe ordenar el cúmplase del fallo de la Corte, "pero evidentemente este cúmplase tiene que hacerse estableciendo garantías de real cumplimiento de las partes porque estas pericias son enormemente relevantes para que el tribunal se convenza".
    Para ambos la jueza Plaza "es la persona que el poder judicial puso a cargo de las causas de derechos humanos y nosotros requerimos que haya un mayor celo investigativo. Es deber del tribunal investigar. Nosotros hemos llevado adelante el cómo lo mataron, el móvil está notoriamente claro, que es político. Hay una clara presunción de que fueron agentes del Estado. El tribunal debe establecer una acción, algunas personas pueden estar fallecidas, como la orden máxima que podría haber sido de (el dictador Augusto) Pinochet o (el director de la DINA, Manuel) Contreras. En el procedimiento antiguo, el juez tiene las tres facultades: ordenar, investigar y resolver. No es necesario que nosotros lo pidamos, el puede de oficio hacerlos hasta esclarecer los hechos".
    El autor de "Veinte poemas de amor" murió 12 días después del Golpe Militar del 11 de septiembre de 1973 cuando se encontraba internado en la Clínica Santa María en Santiago previo a su partida al exilio en México. Durante años se creyó que Neruda murió producto del cáncer a la próstata que padecía. (ANSA).