Amores que matan, muchas caricias a Julieta

La estatua del ícono de Verona, agujeread por tanto roce

La estatua de Julieta en Verona, atracción de turistas (foto: ANSA)
La estatua de Julieta en Verona, atracción de turistas (foto: ANSA)

(ANSA) - VERONA, por Mario Poli - Demasiado amor por la Julieta de Verona, y demasiadas caricias provocaron un pequeño agujero en la estatua del famoso patio de Via Cappello.
    Aún hoy, la reproducción en bronce de la Casa de Julieta, en el centro histórico de Verona, fue asediada por cientos de visitantes de todas las edades, llegados de todo el mundo. Y nadie escapó al ritual de acariciar el pecho de la estatua, reproducción de la heroína shakesperiana.
    Rodeada y tocada por turistas "enamorados", la figura de bronce se ha desgastado hasta el punto de tener un agujero. Un pequeño agujero apareció en el pecho derecho de la escultura, en la zona más buscada por los turistas.
    "Es una escena infaltable -afirmó el responsable de seguridad -, muchos también la consideran una especie de amuleto de buena suerte, sobre todo muchas parejas jóvenes. Quién sabe si realmente aporta cosas buenas a su historia de amor".
    Como cada día, una Babel de lenguas también estuvo presente hoy alrededor de la estatua de la novia de Romeo, y casi nadie renunció al gesto de la caricia: estadounidenses, japoneses, coreanos, chinos, españoles, mexicanos, pero también sudafricanos y australianos. Además de los viajes escolares, con los visitantes más jóvenes que acudieron al simbólico monumento de la Ciudad del Amor.
    Se trata de un lugar turístico que atrae a numerosos visitantes porque todavía no es de pago: el acceso al patio donde se encuentra la estatua es gratuito, mientras que se paga la entrada sólo para visitar la casa, donde se encuentra la obra original, creada en 1972 por el escultor Nereo Costantini.
    La sustitución fue decidida por la administración municipal hace diez años, precisamente por este mismo problema: el desgaste de la estatua, provocado por los estragos del tiempo y por los toques y caricias de los invitados. La intervención costó entonces unos 15.000 euros, financiada por la Società Cattolica Assicurazioni.
    Ahora el Ayuntamiento deberá evaluar una intervención similar en el ejemplar, situado bajo el famoso balcón de piedra desde el que se asoman parejas de enamorados de todo el mundo, y donde se celebran bodas con el proyecto "Cásate conmigo en Verona".
    Al mismo tiempo, la administración ha iniciado hace tiempo una reestructuración del acceso al recinto, con una nueva entrada (activada de forma experimental durante las vacaciones) desde el Teatro Nuevo y únicamente la salida desde el patio.
    El proyecto está encaminado hacia un ingreso pago, también para la visita al patio, aspecto ligado a la resolución del conflicto con el resto de actividades que insisten en el patio, que no es propiedad exclusiva del municipio. (ANSA).