Incómodas visitas italianas al Kremlin

Ornella Muti, su hija Naike Rivelli y el artista Jorit

Un gran mural de Ornella Muti realizado por el artista Jorit en Sochi, Rusia. Incómodas posiciones de italianos ante el Kremlin (foto: ANSA)
Un gran mural de Ornella Muti realizado por el artista Jorit en Sochi, Rusia. Incómodas posiciones de italianos ante el Kremlin (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA - "Gracias a todos los que lo apreciaron. ¿A los que todavía nos preguntan sobre nuestro pensamiento político? Siempre pro Paz". Estas son las palabras con las que comienza el post, acompañado de un vídeo, de Naike Rivelli, en el que la hija de Ornella Muti habla de la visita junto a su madre a Rusia, durante la cual participaron en la Semana de la Moda y el Foro Juvenil de Sochi, donde el artista callejero italiano Jorit dedicó un mural a la actriz.
    "Por fin hemos llegado a Turquía para volver a Italia - explica Naike Rivelli en el vídeo, filmado mientras caminaba por un aeropuerto -. Quiero decir una cosa, muchos comentarios maravillosos y de vez en cuando alguien sale con cierta mezquindad muy fea. Me gustaría recordarles a todos una cosa, muchachos, vivimos en un país llamado Italia e Italia no está a favor de la paz en este momento, de hecho, está librando una guerra junto con otros países. Nosotros estamos a favor de la paz y vamos a decirlo en cada país al que vayamos porque es nuestro pensamiento, desde Italia hasta Rusia, especialmente en este momento me referiría a Israel y Palestina, donde se necesita la paz".
    En la parte escrita del post, Rivelli añade que "no vinimos por motivos políticos. Vinimos a apoyar a las mujeres y a nuestros fans, mi madre lo ha estado haciendo desde los tiempos del comunismo, cuando vino a rodar sus primeras películas desde muy joven, en tiempos terroríficos aquí. El arte siempre ha sido neutral, porque sirve para animar y dar esperanza, amor y cultura a todos aquellos que lo necesitan. Especialmente en tiempos difíciles. Hay mucho agradecimiento entre la gente común por nuestra presencia" Además, me gustaría recordar a todos que somos mitad rusas por parte de mi abuela Ilse Renata Krause, y mitad napolitanos por parte de mi abuelo Mario Rivelli. Siempre hemos estado yendo a Rusia. Desde que nací y mi mamá incluso antes de mi nacimiento. Tenemos familia, parientes y muchos, muchos amigos que siempre han estado ahí. Somos queridas. Mamá sobre todo. No vean el mal no lo hay. Por lo tanto, el agradecimiento y el cariño que recibimos de todos fue mágico".
    (ANSA).