En Verona una "Bohéme" tradicional en ambiente 2.0

En el centenario de Puccini, dos funciones especiales en julio

La Arena de Verona con un marco 2.0 para la lírica (foto: ANSA)
La Arena de Verona con un marco 2.0 para la lírica (foto: ANSA)

(ANSA) - MILAN - Será una Bohème tradicional "de manera obsesiva", pero insertada en "un marco 2.0", la que se representará los días 19 y 27 de julio en Verona, como nueva puesta en escena del Festival de Opera "101/o Arena di Verona 2024", confiada a la dirección del maestro Daniel Oren y dirigida por Alfonso Signorini, en el año del centenario de Puccini.
    Así lo subraya el propio Signorini, periodista, escritor y animador, con varias direcciones de ópera en su haber, pero en su primer encuentro con los espacios únicos del Anfiteatro Scaliger.
    "Al entrar en la Arena me impresionó - explicó - la enorme plataforma de plástico transparente que cubre todo el escenario desde el día de la inauguración el año pasado (con Aida) y pensé en aprovechar su transparencia para ampliar los espacios escenográficos de la Bohème, permitiendo al público entrar en entornos sólo imaginados hasta ahora, capturando detalles ocultos de las vidas de los personajes y del París en el que viven".
    Así, en el mismo momento en el que los protagonistas del primer acto bromean entre ellos y lidian con el frío y con el casero que viene a cobrar el alquiler, la mirada del espectador podrá trasladarse también al desván de Mimì, la 'florista gay', "sorprendida en sus momentos de la vida cotidiana, ocupada organizando su bien pensado juego de seducción".
    Porque para Signorini, Mimì es todo menos tímida, hasta el punto de que no piensa ni un momento en invitarse con la alegre compañía al café Momus. E incluso allí, mientras Marcello se desespera por el amor no correspondido de Musetta, los espectadores pueden verla "mientras ella, sin importarle, va de compras a una corsetería cercana".
    La puesta en escena de las escenas es de Guillermo Nova. La compañía de canto incluye a la soprano armenia Juliana Grigoryan (Mimì), Eleonora Bellocci (Musetta), ambas debutantes en la Arena, Vittorio Grigolo (Rodolfo), Luca Micheletti (Marcello), Alexander Vinogradov (Colline), Fabio Previati (Schaunard), Nicolò Ceriani (Benoit), Salvatore Salvaggio (Alcindoro) y Riccardo Rados (Perpignol).
    La presentación de la obra, en presencia de la superintendente de la Fundación Arena Festival, Cecilia Gasdia y del protagonista masculino Vittorio Grigolo, se realizó en la Biblioteca Nacional Braidense de Milán, que alberga el archivo histórico Ricordi (7800 partituras, 13500 bocetos y pegatinas), con la partitura original del manuscrito Bohème de Puccini y los bocetos de la primera representación de la ópera en La Scala, supervisada por el autor en 1897.
    Este año el Festival de Opera también rendirá homenaje a Puccini con "Turandot" (espectáculo inaugural) y "Tosca".
    ¿No teme Gasdia que los ecos de las polémicas de la guerra en Oriente Medio afecten también a esta Bohème dirigida por el israelí Daniel Oren? "No lo creo - respondió la directora del Festival de Ópera de la Arena -. Oren es uno de los favoritos de la Arena, viene a Verona continuamente desde hace 40 años, desde 1984. Y además, la cultura está abierta a todos". (ANSA).