En Santos, un mural dedicado a 150 de inmigración italiana

Se inauguró un "Boulevard Génova" en la ciudad brasileña

El mural en homenaje a la inmigración italiana en Brasil. (foto: ANSA)
El mural en homenaje a la inmigración italiana en Brasil. (foto: ANSA)

(ANSA) - GENOVA - La ciudad de Génova, cerca de su mar, también tendrá un mural dedicado a los 150 años de la inmigración italiana en Brasil, aseguró hoy el vicealcalde genovés, Pietro Piciocchi.
    El funcionario hizo el anuncio durante la ceremonia de inauguración del mural en la ciudad brasileña de Santos, ciudad con la que Génova está oficialmente unida desde ayer por un pacto de amistad y colaboración.
    En la inauguración, en presencia del alcalde de Santos, Rogerio Santos, y de las autoridades locales, también estuvo presente el presidente de la Fundación del Museo Nacional de la Emigración (MEI), Paolo Masini.
    El alcalde Santos anunció que la calle con el mural llevará el nombre de Génova: el Boulevard Génova recibirá así a los cruceristas que llegan (unos 250.000 al año) en temporada turística, al primer puerto del hemisferio sur del mundo.
    El mural, además de recordar la historia épica de los italianos que emigraron a Brasil, inmortaliza la unión entre las ciudades de Santos y Génova, que también iniciaron una colaboración para convertirse en capitales mundiales de la migración, promoviendo el turismo de raíces.
    El mural artístico inaugurado en la ciudad brasileña retrata el viaje de los emigrantes desde Génova hacia ultramar, con la linterna en primer plano.
    La obra, realizada en el centro histórico de Santos como parte de un proyecto de regeneración urbana en primera línea de mar, lleva por título "Um Mar de Esperança".
    La narrativa del mural se desarrolla en torno a la figura de una mujer que observa su barco mientras navega desde Génova hacia Santos.
    En el centro del mural, los objetos simbólicos de los emigrantes, maletas y cafeteras.
    En el cuadrante izquierdo del mural, la llegada a la ciudad brasileña. La comisaria y creación de la obra corrió a cargo de la italiana Giulia Lavinia Lupo, licenciada en lenguajes de medios y que actualmente colabora con el consulado italiano.
    (ANSA).