La Fuente Gaia vuelve a brillar en Siena

Reacondicionan símbolo de la ciudad de gran valor arquitectónico

La Fuente de Gaia, ícono de Siena (foto: ANSA)
La Fuente de Gaia, ícono de Siena (foto: ANSA)

(ANSA) - SIENA - Nueva vida para la Fonte Gaia de la Piazza del Campo de Siena, admirada escultura de Tito Sarrocchi -que sustituyó a la original de Jacopo della Quercia- y uno de los símbolos de la ciudad del Palio, devuelta a la urbe tras una larga restauración.
    Fueron necesarias más de 1.000 horas de obra (octubre de 2023-febrero de 2024) y 20 semanas de trabajo ininterrumpidos por parte del personal coordinado por el restaurador Stefano Landi.
    También fue un complejo "sitio-escuela" de la Escuela de Construcción de Siena para la recuperación de la imponente obra maestra. Hubo contribuciones de la Fundación MPS, del Ayuntamiento de Siena y la participación de empresas y ciudadanos.
    Esta restauración enriquece la historia de la Fonte Gaia que, obra de Tito Sarrocchi, reemplazó a la fuente original construida por Jacopo della Quercia entre 1409 y 1419 en la Piazza del Campo en 1869 y puesta a cubierto.
    "La Fonte Gaia, en el centro de la plaza y de la vida de los sieneses, fue en los meses anteriores objeto del precioso trabajo de expertos y técnicos que, con su acción, dieron nueva luz a los mármoles y esculturas de Tito. Sarrocchi", subraya la alcaldesa de Siena Nicoletta Fabio.
    "La obra ha sido valorizada en sus principios esenciales", afirma el restaurador Stefano Landi, que siguió el proyecto de recuperación.
    A los tradicionales métodos químicos y mecánicos se han sumado otros innovadores, como los láseres de El.En, que han permitido eliminar las concreciones más rebeldes salvaguardando las capas de oxalato, la "pátina del tiempo".
    Además, "para agregar las superficies lavadas y erosionadas se utilizaron tecnologías a base de nano-cal; y siguió el pegado de las fracturas, desprendimientos y adiciones; inyecciones en las juntas para compactar y evitar el acceso del agua de lluvia, con un protector y para limitar la agresión de los agentes atmosféricos".
    "Una vez más la Escuela de Construcción de Siena - afirma el presidente Giannetto Marchettini - ha asumido la responsabilidad de conservar, salvaguardar y restaurar la belleza que nos dicen la historia, la arquitectura y el arte de nuestro territorio".
    (ANSA).