Una sobria inauguración del Festival

Problemas de sonido marcaron presentación de Alejandro Sanz

Alejandro Sanz y su show en la noche de apertura del Festival de Viña del MAr. (foto: ANSA)
Alejandro Sanz y su show en la noche de apertura del Festival de Viña del MAr. (foto: ANSA)

(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, por Margarita Bastías - Una noche inaugural sobria, sin modelos que entregaran las Gaviotas -símbolo del certamen- marcaron la primera jornada de la versión 63 del Festival de la Canción de Viña del Mar, en Chile.
    La solidaridad con los damnificados de los voraces incendios del 2 de febrero en el principal balneario turístico de Chile centró la atención del evento que estuvo en duda de realizarse por el dolor que aflige a la gente, y que son los principales protagonistas de este espectáculo.
    "Este es el festival de la reconstrucción, de la solidaridad, pero también es esta fiesta llena de música que lo que viene es a curar el corazón que está tan herido de los chilenos", dijo el debutante animador Francisco Saavedra.
    El primer artista en abrir el show internacional, paralelo a la competencia internacional y folclórica, fue el español Alejandro Sanz, cuya presentación evidenció graves problemas de sonido que hacía difícil escuchar su voz. Sin embrago, el público reconoció igual al artista con las Gaviotas de Plata y de Oro en lo que fue la quinta ocasión en que se presenta en el escenario al aire libre de la Quinta Vergara. Un momento alto de su recital fue el dúo con su corista Karina Pasian interpretando "Looking for Paradise", donde reemplazó a Alicia Keys.
    El artista abrió con un audio donde explicó que él 'no canta por cantar' dando paso luego a su reconocido reportorio, con "No es lo mismo", "La fuerza de corazón", "Cuando no me ve", Amiga mía", entre otras. Sanz dedicó sus canciones a "la olla (común) del Olivar" y a los voluntarios que trabajan en la reconstrucción. El artista pidió encarecidamente no olvidar la tragedia.
    "He respirado tu dolor de cerca" escribió en sus redes sociales. "Viña, Gracias. Tu manera de sentir, de rugir, de vibrar, y sobre todo de curar. Es sobrenatural. Eres tan bella como fuerte. He respirado tu dolor de cerca, y déjame decirte, que nada podrá romperte", añadió.
    El humor estuvo a cargo de la comediante chilena Alison Mandel que logró hacer reír al público con una rutina feminista en la cual abordó temas de pareja, los hijos y la familia.
    Luego vino la presentación de tres de los seis temas internacionales -Perú, México y Chile- y folclórica, Argentina, México y Perú.
    Cerró la jornada, pasada la medianoche, el colombiano Manuel Turizo, quien con solo 23 años hizo vibrar al público -especialmente joven- del Festival. El artista estará todas las noches en la Quinta Vergara pues forma parte del jurado. (ANSA).