En Nápoles, los misterios del príncipe Sansevero

Se verán a través de dibujos de Pergreffi en una muestra.

Los experimentos del príncipe de Sansevero en las ilustraciones de Daniela Pergreffi. (foto: ANSA)
Los experimentos del príncipe de Sansevero en las ilustraciones de Daniela Pergreffi. (foto: ANSA)

(ANSA) - NAPOLES - De las drogas milagrosas a las gemas artificiales, de la luz perpetua al milagro de San Gennaro: el Museo Cappella Sansevero, en colaboración con Off Gallery, presenta ""Haravec/ Gli esperimenti del principe di Sansevero nelle illustrazioni di Daniela Pergreffi" ("Haravec/Los experimentos del príncipe de Sansevero en las ilustraciones de Daniela Pergreffi"), de 31 de enero al 4 de marzo, en Nápoles.
    Se trata de 14 láminas en color que ofrecen por primera vez una representación visual de los principales experimentos de Raimondo di Sangro, príncipe de Sansevero, explorando sus brillantes inventos de una manera sin precedentes, bajo la curaduría de la directora del Museo, Maria Alessandra Masucci, en la galería Off Gallery, en via Raimondo di Sangro 20 (entrada gratuita).
    Al mismo tiempo, en el interior de la nave de la Capilla Sansevero se expondrá la ilustración del carruaje marítimo, junto al grabado original del siglo XVIII.
    El acto quiere conmemorar también el cumpleaños del príncipe que nació en Torremaggiore (Foggia) el 30 de enero de 1710.
    Además de ser el artífice del proyecto iconográfico de la capilla del mismo nombre, hoy uno de los lugares más visitados de Nápoles, y comisario de las obras maestras que se conservan en ella.
    Entre ellas, el famoso "Cristo Velato di Sanmartino" (Cristo Velado de Sanmartino".
    El príncipe fue en realidad un hombre de letras, un editor clandestino, el primer Gran Maestro de la Masonería napolitana, pero sobre todo un inventor prolífico, un Haravec, como él mismo se define en su principal obra literaria, utilizando la antigua lengua de los incas del Perú precolombino.
    En el sótano de su palacio, en Largo San Domenico Maggiore, el príncipe experimentó en los campos más dispares de la ciencia y el arte: de la química a la hidrostática, de la tipografía a la mecánica, de la pirotecnia a la medicina.
    Daniela Pergreffi partió del estudio de los documentos históricos. Su particular método mezcla señales manuales con huellas de objetos cotidianos (llaves, cerrojos, tapas) y materiales reciclados.
    La ausencia de referencias iconográficas o bocetos hizo compleja e intrigante su misión para comprender las tecnologías y procedimientos que se esconden detrás de las maravillas relatadas en los textos.
    Están previstas visitas especiales para grupos escolares "a puerta cerrada" para descubrir los experimentos del Príncipe.
    (ANSA).