Chicos discapacitados en el centro de la escena

"La locandiera" vuelve al teatro por la libertad de las mujeres

Arte e inclusión en Italia. (foto: ANSA)
Arte e inclusión en Italia. (foto: ANSA)

(ANSA)  - A pocos días del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre, L'Arte nel Cuore, una academia de animación para niños discapacitados y sanos con oficinas en Roma y Milán, sube a escena 'La Locandiera' , con la dirección de Gabriele Guarino, en el Auditorio Santa Chiara de Roma del 15 al 17 de diciembre.
    La obra ya tuvo su preestreno en el auditorio Conciliazione con motivo del evento 'Navidad de la Solidaridad'.
    Daniela Alleruzzo, presidenta de la academia Lche, lleva 18 años promoviendo la inclusión haciendo actuar juntos a niños discapacitados, capacitados para ser intérpretes profesionales en el escenario, y sanos con pasión por la actuación.
    Alleruzzo explica: "Nuestro sueño es una gira por crear conciencia y valorar el talento de estos niños y romper las barreras del prejuicio. Sólo así se podrá promover verdaderamente la inclusión laboral".
    Una pareja de cómicos del siglo XVIII, herederos de la tradición de la Commedia dell'Arte y de los nombres de dos de sus más grandes intérpretes, escriben el prólogo de la Locandiera como si la hubieran compuesto ellos y no Goldoni, invitando a los actores a entrar y dar el inicio del espectáculo.
    Aquí está, pues, Mirandolina, la tabernera interpretada por Emanuela Annini, una actriz con síndrome de Down, que en 2018 debutó en la gran pantalla con 'Detective por casualidad', la primera película italiana para el cine con actores discapacitados como protagonistas, y la voz de la esperanza en la serie de Netflix Away.
    Con ella en escena, Alessandro Tiberi, con un ligero retraso cognitivo, en el papel del Capitán de Ripafratta: gruñón, misógino y antipático, que ofrece Mirandolina, el símbolo de una mujer de carácter fuerte y voluntarioso que con su encanto enamora a todos los hombres que encuentra, la oportunidad de demostrar cómo el poder de las mujeres es fundamental para vencer los prejuicios y el pensamiento machista.
    La posadera hace todo lo posible por explotar las vanidades del Capitán para seducirlo y ridiculizarlo públicamente. Pero ella misma saca una lección: percibe los límites de su apuesta, aprende a pedir ayuda cuando corre peligro y reconoce el valor de un vínculo cuando se basa en el respeto y la plena conciencia de sí misma.
    "Para nosotros los niños son siempre los protagonistas e intérpretes de todo lo que hacemos. No sólo tenemos en cuenta sus dificultades, sino sobre todo sus talentos", subraya Daniela Alleruzzo.
    "Después de 'O Scaralietto, había llegado el momento de demostrar que sabían medirse incluso con textos técnicamente más complejos, como los de la Commedia dell'Art. Su talento crece cada día más".
    También en escena están Gabriele Guarino (el Doctor de Forlipopoli), Tiziano Donnici (Pantalon D'Albafiorita), Diego Melis (Brighella), Giordano Capparucci (Aglione), Ludovica Scandorza (Baracca), Michela Cortani (Ortensia), Marta Alfani (Dejanira ), Sara Nardulli (Isabella) y Lorenzo Salvatori (Giambattista).
    El espectáculo, con los decorados de Stefania Savioli, el vestuario de Annalisa di Piero, honrado por Annamode Costumes, las máscaras de Stefano Perocco di Meduna y Alberto Ferraro, ofrece elementos de reflexión no sólo sobre el papel de la mujer en la sociedad, sino en general sobre las minorías. (ANSA).