Imprenta y revolución, lazo ítalo-argentino

Una re-escenificación de la muestra de Venecia en Buenos Aires

La exposición reconstruye el fascinante período del comienzo de la imprenta.  (foto: ANSA)
La exposición reconstruye el fascinante período del comienzo de la imprenta. (foto: ANSA)

(ANSA) - BUENOS AIRES 15 FEB - Una exposición que pone foco en el impacto del nacimiento de la imprenta en el desarrollo económico y social de Europa durante la modernidad temprana, re-escenificación de la impactante muestra de Venecia, que convocó a casi 200 mil personas en 2018-19, fascina ahora en Argentina con la curadoría de la italiana Cristina Dondi.
    Además de la exhibición de libros incunables (aquellos nacidos antes del 1500), la exhibición reconstruye la circulación en el territorio argentino de aquellas primeras obras impresas.
    Se trata de "Printing R-Evolution, 1450-1500 - La revolución de la imprenta - Cincuenta años que cambiaron el mundo", que puede visitarse hasta el 20 de marzo próximo en el Centro de Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Muntref), en la Sede Hotel de Inmigrantes.
    La cita está en línea con el décimo aniversario de la fundación, Ediciones Ampersand, que la presenta junto a un formidable libro que refleja con cuidadosa edición la exhibición en el papel.
    El montaje en Buenos Aires incluye una sección argentina que cuenta con el asesoramiento y la investigación de Roberto Casazza, de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, y la curaduría de Ana Mosqueda.
    Según comenta la curadora italiana Dondi a ANSA -a través de un intercambio de correos- la muestra llegó a la Argentina "gracias a la previsión de Ana Mosqueda, de la editorial Ampersand, que visitó la exposición Printing R-Evolution montada en el Museo Correr de Venecia".
    "Ana celebró la forma en que presentamos un tema que conocía, de una manera decididamente nueva, con investigación avanzada, contada de manera clara y esencial, uso de lo digital y gráficos que representan el espíritu de innovación del siglo XV" dijo Dondi. Fue justamente ese modo de contar la historia lo que atrajo a Mosqueda de sobremanera e impulsó el desarrollo de la puesta en Argentina.
    No parece haber distancias geográficas entre Argentina e Italia entre los expertos y especialistas. Un buen número del personal que trabajó en la muestra en Venecia se involucró a pleno con la puesta en Buenos Aires, subrayó Dondi, profesora de la Universidad de Oxford.
    "Tanto en una como en otra ciudad, en uno como en otro país, reconocí y aprecié trabajar con profesionales de altísimo valor. Tenía curiosidad por saber si realmente encontraría/reconocería el fuerte componente italiano en Argentina. Sí, lo encontré, me encanta, e inmediatamente me sentí en un lugar familiar, es una gran sensación!", reveló a ANSA "Pero también reconozco otros componentes, europeos y sudamericanos, en una fusión, que me parece exitosa, pero que debo y quiero explorar mejor. Es mi intención volver a Argentina y visitar todo el país", detalló entusiasmada.
    Dondi explicó que trasladar la cita de Venecia a Buenos Aires ha demostrado que hay una parte fundamental de la exposición que es "universal" . "Entendimos que hemos creado una exposición itinerante. No nació con esta intención, pero sin duda es un valor añadido muy potente!", subrayó y contó que la exposición está ahora en tres idiomas, inglés, italiano y español.
    A partir de una serie de videos que incluyen imágenes digitales de bibliotecas europeas y estadounidenses, infografías, mapas y gráficos animados, los visitantes pueden acceder a miles de datos sobre el uso de libros, fruto de años de trabajo riguroso por parte de la red internacional del proyecto 15cBOOKTRADE, de la que Dondi es directora.
    La exposición fue disen?ada por la arquitecta Giorgia Voltan; el disño gráfico estuvo a cargo del Studio Girardi; la realización de los videos, de Studio Visuale, todos de la ciudad de Venecia. Por otro lado, el montaje fue realizado por el equipo de Muntref, junto con Estudio Lepes y Fuerzas Animales.
    "Una de las batallas que he peleado en estos años, y creo que he ganado, es hacer entender a la gente que el estudio de la revolución de la imprenta no era 'nicho' y elitista. Hoy los incunables se estudian en todo el mundo como nunca antes, se multiplican las exposiciones y, fundamentalmente, hay financiación para la investigación", completó Dondi. (ANSA).