Recaudos de Italia, aplaudidos desde Brasil

Subsecretaria de Salud: Roma ha tomado "medidas justificadas".

Brasil elogia las medidas de precaución de Italia contra el dengue (foto: EPA)
Brasil elogia las medidas de precaución de Italia contra el dengue (foto: EPA)

(ANSA) - BRASILIA, por Luigi Spera - Los cambios climáticos que azotan al planeta son capaces de crear las condiciones de adaptación, incluso en lugares impensables hasta hace unos años, de enfermedades tropicales causadas por insectos que, con el calentamiento global, se sienten a gusto incluso en lugares tradicionalmente alejados de casa.
    Por este motivo, afirma la subsecretaria de Salud y Medio Ambiente del Ministerio de Salud de Brasil, Ethel Maciel, Italia "ha hecho bien" en elevar el nivel de alerta en las fronteras y en haber "adoptado todas las medidas" para evitar importar el Mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión del dengue. Son medidas "justificadas", observa en una entrevista con ANSA.
    "Es importante mantener la guardia alta", afirma la epidemióloga, recordando que "Brasil también había erradicado el dengue, antes de que el mosquito volviera a principios de los años 1980, trayendo de nuevo la enfermedad".
    Incluso la crisis epidémica de las últimas semanas en Brasil -la peor de los últimos años con más de un millón de contagios y 258 muertes- está provocada por el cambio climático. "El paso de El Niño -explica Maciel- ha alterado las temperaturas, provocando inundaciones, sequías y creando un hábitat natural en diferentes regiones para la reproducción de mosquitos. Un nivel récord de mercurio ha acortado el tiempo de reproducción, que anteriormente tenía un promedio de 7 días".
    Sin embargo, según el ministerio brasileño, el momento "atípico" no se traduce en la necesidad de decretar un estado de emergencia sanitaria. "Tenemos casos muchos más graves, pero la letalidad es del 0,02%, inferior al límite de la OMS del 5% y muy inferior al 10% que registramos en 2016", afirma la subsecretaria.
    "Esto se debe a que el aumento era esperado -subraya- y nos estábamos preparando para ello desde el año pasado.
    Simplemente no esperábamos una anticipación del pico de infecciones, que normalmente ocurre a finales de marzo".
    De todos modos, "gracias a la experiencia y competencia de nuestros profesionales del Servicio Nacional de Salud (SUS), sabemos hacer el diagnóstico rápidamente y ofrecer el mejor tratamiento, que casi siempre es sólo hidratación de los pacientes, sin necesidad de grandes tecnologías".
    Quienes más enferman hoy son los jóvenes de entre 20 y 40 años, pero quienes mueren son principalmente los ancianos mayores de 70 años con otras enfermedades crónicas".
    Desde el año pasado, la vacuna ofrece un arma adicional en la lucha contra el dengue, que antes se limitaba únicamente a controlar la propagación del Aaedes aegypti. "Es la mayor innovación de los últimos 40 años. Es por eso que desde el principio decidimos incorporar la vacuna a nuestra oferta, comprando más del 95% de la producción y reservando todo lo que la empresa podrá producir el próximo año. Lamentablemente la producción es limitada", añade.
    Sin embargo, "se estudia una asociación para transferir la producción a Brasil, en la Fundación Osvaldo Cruz, y el Instituto Butantan inició la tercera fase de prueba de su vacuna. No creemos que vayamos a eliminar el dengue en 2024 o 2025 pero con una disponibilidad a gran escala vemos la luz al final del túnel", concluye la experta.. (ANSA).