La misión Ax3 se despide de ISS y vuelve a casa

El italiano Villadei a bordo. El amaraje, el 9 de febrero

LA nave de la misión Ax-3 acoplada a la ISS (foto: ANSA)
LA nave de la misión Ax-3 acoplada a la ISS (foto: ANSA)

(ANSA) - ROMA, Por Benedetta Bianco - La misión Ax-3, la tercera misión privada que llega a la Estación Espacial Internacional, está de regreso a casa.
    El transbordador Crew Dragon Freedom se despidió hoy de la ISS, después de numerosos aplazamientos debido al mal tiempo que prolongó su estancia a bordo más allá de los 14 días previstos, del piloto italiano Walter Villadei, del comandante Michael López-Alegría, el único veterano de la tripulación, del sueco Marcus Wandt de la Agencia Espacial Europea y del primer astronauta turco Alper Gezeravci.
    El amaraje está previsto para el viernes 9 de febrero frente a la costa de Florida.
    La misión Axiom-3 se lanzó el 19 de enero desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral con un cohete Space X Falcon 9.
    En cuanto a Italia, fue el resultado de un esfuerzo conjunto entre el Gabinete del Primer Ministro, los ministerios de Defensa, de las empresas y del Made in Italy, Agricultura, Soberanía Alimentaria y Bosques, la Agencia Espacial Italiana y la Fuerza Aérea, junto con centros de investigación, universidades y empresas.
    De hecho, el coronel del aire Villadei ha reiterado varias veces que la misión es también una confirmación del papel de liderazgo que Italia ha desempeñado desde el inicio de la era espacial y que continúa desempeñando hoy.
    En las últimas semanas, la tripulación ha estado ocupada realizando 30 experimentos científicos, 13 de los cuales son italianos.
    Precisamente en los últimos días de estancia en la Estación Espacial se completó uno de los seis experimentos de la Fuerza Aérea, cuyo objetivo era comprobar cómo la microgravedad influye en el funcionamiento de las células que recubren las paredes internas de los vasos sanguíneos.
    Los resultados proporcionarán otro elemento útil para comprender cómo reacciona el organismo humano a la ingravidez, de cara a futuras misiones espaciales de larga duración.
    Cuatro son los estudios coordinados por la Agencia Espacial Italiana, que suma así 83 experimentos realizados en órbita desde 1997.
    Entre ellos, uno sobre la proteína beta amiloide, que promete información importante para la prevención y el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, la investigación sobre la fertilidad femenina en condiciones de ingravidez y la prueba de un software para monitorear los peligros provenientes del espacio.
    La contribución de la industria italiana, sin embargo, abarcó desde la medición en tiempo real del flujo de partículas cósmicas por parte de la empresa fabricante de automóviles Dallara, hasta el uso de un nuevo protocolo desarrollado por Mental Economy con el apoyo de Pwc Italia, para mejorar la Eficiencia neuronal de quienes realizan actividades estresantes.
    El proyecto GVM Assistance se dedicó a la telemedicina, con seguimiento en tiempo real de parámetros vitales, mientras que el de la startup Spacewear se centró en la ropa espacial, que desarrolló un traje de alta tecnología superligero, diseñado para la comodidad del usuario, equipado con sensores y capaces de mantener la temperatura corporal. (ANSA).