Propaganda rusa aumentó en redes con la guerra

"Tienen pocos seguidores, los eliminamos rápido", Meta.

(ANSA) - WASHINGTON, 23 FEB - Desde el inicio de la ofensiva rusa en Ucrania un año atrás, las campañas de propaganda pro-Moscú en las redes sociales se multiplicaron.
    La alarma fue activada por Meta, la empresa propietaria de Facebook e Instagram que, incluso, considera que se trata de una estrategia poco eficaz.
    "Asistimos a un número creciente de intentos de parte de las redes rusas de crear cuentas falsas" para promover la guerra y difundir información anti-Kiev, explicó, en conferencia de prensa en San Francisco, Nathaniel Gleicher, responsable de la seguridad de Facebook.
    Se trata de miles de perfiles creados en poco tiempo con un objetivo preciso: redirigir las conversaciones online acerca de la guerra hacia versiones falsas de sitios de noticias para así modificar la percepción de los usuarios en clave pro-Rusia.
    Un fenómeno que aumentó después de las medidas adoptadas por Meta para impedir al Kremlin aprovechar sus plataformas que redujeron drásticamente, en un 80%, el llamado "engagement" (la interacción) de los usuarios con los principales network de noticias rusas como Russia Today o Sputnik.
    Meta asegura que removió la mayor parte de estos perfiles falsos pero también reveló que continúan apareciendo nuevos, en un modo "agresivo" y "persistente", no solamente en Facebook e Instagram sino además en Telegram, TikTok, Twitter, YouTube y Linkedin.
    La ofensiva no es motivo aún de particular preocupación en Silicon Valley. Como en el campo de batalla, en la guerra online las fuerzas de Vladimir Putin están perdiendo cartuchos.
    Si bien una vez la propaganda del Kremlin se difundía mediante estrategias más sofisticadas de estas cuentas "smash-and-grab" (aplastar y agarrar), son más fáciles de individualizar y borrar.
    "Tienen poquísimos seguidores porque podemos avistarlos y borrarlos antes de que tengan un gran seguimiento", enfatizó Nick Clegg, jefe de Asuntos Internacionales. (ANSA).