Hielos australes majestuosos

En la Patagonia argentina, campos de hielo de embrujo

La impactante belleza de los glaciares continentales en la Patagonia argentina (foto: Ansa)
12:34, 13 mayBUENOS AIRESRedacción ANSA

(ANSA) - BUENOS AIRES 13 MAY - La Patagonia argentina impacta y atrae con sus enormes montañas nevadas, el embrujo de sus lagos y paisajes majestuosos, además de los servicios turísticos de nivel internacional, pero especialmente sus hielos eternos, los glaciares, transportan al visitante a una experiencia única.
    La estrella de todos es el Perito Moreno, sobre el Brazo Sur del Lago Argentino, en la provincia de Santa Cruz a 2.100 kilómetros al sur de Buenos Aires, con un imponente frente de 5 kilómetros y una altura de 60 metros en su masa de hielo.
    Sin embargo, el glaciar continental de mayor tamaño es el Upsala, con 10 km. de ancho y 50 de largo. Más hacia el norte se encuentra el macizo Fitz Roy, de aspecto imponente, desafío para escaladores con sus 3375 metros de altura y de muy difícil ascensión.
    Todos los lagos y masas de hielo del Parque Nacional Los Glaciares resultan imperdibles ya que poseen una belleza incomparable que hace a cada uno de ellos incomparable.
    En el Perito Moreno, periódicamente se produce un fenómeno singular. En su lento desplazamiento el glaciar supera el Canal de los Témpanos y alcanza la costa opuesta, formando un dique de hielo que obstruye las aguas del Brazo Rico del Lago Argentino.
    El desnivel de las aguas embalsadas puede alcanzar los 20 m y su presión causa primero filtraciones y luego un túnel de hielo en el glaciar, este restablece la comunicación de las aguas y culmina con una ruptura del "puente de hielo", en lo que probablemente sea uno de los eventos naturales más maravillosos de la naturaleza.
    Más allá de esta ruptura periódica, el espectáculo es constante y deja un recuerdo imborrable el poder presenciar los desprendimientos de grandes bloques de hielo, el estruendo, las olas que producen y los azules témpanos derivando en el lago.
    Un amplio sistema de pasarelas y escalinatas extendidas frente al glaciar, al borde de la Península de Magallanes, facilitan su observación desde diferentes puntos y permiten tomar fotografías impactantes desde todos los ángulos. También es posible embarcarse y acercarse por agua a los hielos.
    Pero acaso más impactante aún resulta la caminata por esos témpanos, que el visitante puede realizar con la salvaguarda de expertos guías y calzando zapatos con grampas de metal. Es una actividad con limitaciones, pero única y que concluye con un sorbo de whisky con ese hielo que ofrece la naturaleza.
    Introducirse entre grietas y cavernas de hielo, en el silencio y entre la gama de colores que ofrece el paso de la luz pro la masa gélida es como transportarse a un mundo de ciencia ficción.
    Una completa infraestructura turística en hoteles y restaurantes de todo tipo, confiterías, discotecas, casino, locales comerciales, agencias de excursiones y todos los servicios para el viajero se suman a la belleza imponente de los paisajes que la rodean y hacen de la ciudad El Calafate la puerta de entrada ideal para explorar el Parque Nacional Los Glaciares.
    El Parque Nacional Los Glaciares, creado en 1937, ocupa una superficie de 600 mil hectáreas ubicadas en el sudoeste de la provincia de Santa Cruz.
    El hielo domina la superficie del Parque: son 2.600 kilómetros cuadrados de campos, de los que descienden 47 glaciares mayores. Su espectacular belleza, el interés científico que despierta y la fauna en peligro de extinción hicieron que en 1981 la UNESCO lo declarara Sitio de Patrimonio Mundial.
    Entre la importante cantidad de fauna merecen destacarse el ñandú petiso, un ave que no vuela y corre en grandes manadas en las mesetas, y el guanaco, un camélido regional cuya carne se ofrece en los últimos tiempos como un plato gourmet exótico.
    Por cierto, la propuesta gastronómica de excelencia es otra atracción en esta zona de glaciares. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en