Noche de horror en Gaza y sin comunicaciones

Black-out de Internet y teléfonos. Musk ofrece Starlink a ONGs

Palestinos observan edificio en ruinas tras una incursión israelí en Gaza. (foto: ANSA)
Palestinos observan edificio en ruinas tras una incursión israelí en Gaza. (foto: ANSA)

(ANSA) - Por Aldo Baquis - "Hemos entrado en una nueva fase y anoche la tierra en Gaza tembló", con estas palabras el Ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, describió la situación que enfrentan dos millones de habitantes de la Franja.
    Muchos se quedaron sin electricidad, sin suministro de combustible, alimentos y agua potable.
    Y desde ayer también sin conexión telefónica ni a Internet porque las líneas resultaron gravemente dañadas por los bombardeos en masa de Israel, que continuaban con gran intensidad hoy.
    Ante este drama, Elon Musk anunció que pondrá a disposición de las ONG humanitarias que operan en Gaza su sistema de satélites SpaceX Starlink, en respuesta a un llamamiento de la diputada demócrata Alexandra Ocasio-Cortez, que había denunciado como "inaceptable" el apagón de todo tipo de comunicaciones en Gaza. Algunas ONG de derechos humanos también han expresado temores de que con este tipo de ataques Israel en realidad esté "ocultando del mundo las atrocidades" que podrían ocurrir durante las operaciones del ejército.
    Desde Gaza llegan informaciones, aún no verificadas, sobre la destrucción de "centenares de edificios". Mientras tanto, las organizaciones humanitarias internacionales -incluidas las agencias de la ONU- informan haber perdido contacto con su personal en Gaza. La Media Luna Roja Palestina ha advertido que ya no puede proporcionar un servicio de ambulancia eficiente a las víctimas del bombardeo.
    Fuentes locales confirmaron que, tras las redadas, los habitantes de las zonas afectadas ahora tienen que dirigir verbalmente a las ambulancias hacia los lugares donde se encuentran los heridos. Lo que complica y retrasa mucho las operaciones de rescate.
    No hay información concreta sobre la evolución de las operaciones llevadas a cabo por el ejército israelí (mientras continúan los incesantes bombardeos por parte de la fuerza aérea, la marina y la artillería). Israel informó que había emprendido una incursión en el norte de la Franja, en Beit Hanun, pero no precisó su profundidad. "El enemigo sufrió cientos de muertos", afirmó el jefe del ejército, general Herzi Halevi, mientras que "nosotros no sufrimos ninguna pérdida", acotó.
    Desde ayer, los periodistas en Gaza han sido silenciados debido al apagón de las líneas telefónicas, por lo que no es posible verificar la fiabilidad de informes parciales que aparecen esporádicamente en la red. Algunos periodistas lograron, por unos momentos, encontrar una conexión trepando a los tejados de los edificios: lo que también era muy arriesgado.
    Entre quienes continúan actualizando en tiempo real se encuentra la agencia Shehab, cercana a Hamás. Describió intensos bombardeos al este de la ciudad de Gaza y en los barrios de Zaitun y el-Bureij. En el campo de refugiados de Shati, en la costa de Gaza, hubo decenas de víctimas. Otras muertes se produjeron en el hospital Indonesia, al norte de Gaza. "Nuestros milicianos lograron obstaculizar el avance del enemigo en diferentes zonas y prepararon emboscadas", dijo Shehab.
    Sobre todo, domina la gran crisis humanitaria, con cientos de miles de desplazados a los que Israel ha ordenado perentoriamente (aún hoy) que se desplacen al sur de Wadi Gaza, en el centro de la Franja. Pero incluso en esa zona, que debería ser más segura, continúan los intensos bombardeos.
    Hoy se informó de ellos en Khan Yunes y Deir el-Ballah.
    En este dramático contexto, han llegado informaciones relativas a la entrada en el cruce de Rafah de camiones con ayuda humanitaria (agua, alimentos y medicinas) procedentes de Egipto.
    "Una gota en el océano", ya habían dicho en los últimos días los desplazados en el sur de Gaza. "Aún no hemos distribuido nada", apuntan. (ANSA).
   

Tags relacionadas