Ambientalistas bloquearon la autopista Turín-Milán

Caos en la A4. Dos se adhrieron al asfalto. Serán procesados.

La protesta en la autopista Turín-Milán. (foto: ANSA)
La protesta en la autopista Turín-Milán. (foto: ANSA)

(ANSA) La protesta en la autopista Turín-Milán.URIN - Una veintena de ecologistas del grupo Ultima Generación bloqueó esta mañana la autopista Turín-Milán en ambos sentidos, lo que produjo un caos de tránsito en una de las vías más transitadas de Italia.
    Los ambientalistas se sentaron en el pavimento y desplegaron una pancarta que decía "Fondo de Reparación", mientras dos de ellos se fijaron con adhesivo al asfalto. Los automovilistas, enfurecidos, se bajaron de los coches y hubo muchos incidentes hasta que intervino la policía.
    "Decidí adherirme a la carretera porque quiero gritar todo lo que pueda mi determinación de defender la vida humana", explicóa Angelo, uno de los ambientalistas. "Las fuerzas que quieren que muramos actúan a un cierto nivel. Tenemos que organizarnos mejor que ellos", agregó Ultima Generazione pide que el dinero del fondo de reparación salga de las multinacionales que han causado el daño ambiental. "Pagamos con nuestros impuestos, pagamos para que nos maten. El gobierno nos está envenenando. Estoy aquí por los hijos que nunca tendré", concluyó Angelo.
    Finalmente, los bomberos liberaron a los dos activistas y sus otros compañeros, una veintena, ya habían sido desalojados de las calzadas en ambos sentidos, que habían ocupado. La autopista se reabrió y el tráfico se reanudó.
    Todos los manifestantes fueron identificados y serán imputados. Los dos que se habían adherido al pavimento fueron trasladados al hospital San Giovanni Bosco. La mayoría de los activistas identificados procedían de fuera de Turín. La autopista se reabrió al cabo de dos horas.
    La protesta de los ecologistas fue duramente criticada por Assoutenti, una de las principales asociaciones de consumidores de Italia.
    "Entendemos los motivos de la protesta, y estamos convencidos de que las manifestaciones a favor del medio ambiente y el clima son siempre dignas de apoyo, pero nunca cuando se plantean como una forma de violencia intolerable hacia los demás, en este caso los ciudadanos inocentes que quedaron atrapados en la autopista Turín-Milán", afirmó el titular de la asociación, Furio Truzzi.
    Mucho más duro fue el vicepremier y ministro de Transportes, Matteo Salvini, que en lugar de "eco-activistas" habló de "eco-imbéciles" en su cuenta de Instagram.
    "¡¡¡Eco-imbeciles!!!", escribió Salvini. "Pegarse al asfalto y parar una de las autopistas más importantes de Italia, creando problemas a trabajadores y estudiantes y dañando el medio ambiente y el comercio, es un acto criminal".
    "Por eso, la Liga se compromete a llevar adelante su propuesta de endurecer las penas -con fuertes multas, cárcel y arresto en flagrante delito- a los cretinos que bloquean las carreteras en perjuicio de miles de ciudadanos inocentes. Basta ya", agregó Salvini, aludiendo a un proyecto preparado por su partido.
    Diecinueve activistas de Ultima Generazione que participaron en el bloqueo de la autopista fueron denunciados por la fiscalía de Turín por manifestación no autorizada, bloqueo del tráfico y por incumplir algunos de ellos la orden de abandonar la capital piamontesa que ya habían recibido por acciones anteriores.
    (ANSA).