Tragedia del autobús, se sabía del mal estado del paso

Documentos en la fiscalía de Venecia desde hace un año

La tragedia del Autobús en Mestre. La investigación avanza y aflora una pregunta: ¿era evitable? (foto: ANSA)
La tragedia del Autobús en Mestre. La investigación avanza y aflora una pregunta: ¿era evitable? (foto: ANSA)

(ANSA) - VENECIA - Gran parte de la documentación sobre el pésimo estado del paso elevado de Mestre, donde se produjo el accidente de autobús que costó la vida a 21 personas, ya se encontraba en la Fiscalía de Venecia desde hacía más de un año.
    Según el periódico local Gazzettino, llegó a las oficinas judiciales sobre la base de artículos de prensa que hablaban del grave estado de la construcción y de las declaraciones del edil responsable de obras públicas, Renato Boraso, que solicitó una intervención urgente en la estructura de la carretera.
    No se sabe por el momento si la Fiscalía, tras analizar los documentos, tomó alguna otra iniciativa.
    Fue una noticia publicada en la prensa ya en 2021 la que alertó a la Fiscalía de Venecia sobre el estado del paso elevado del Alto Mestre (el llamado paso elevado Vempa), lo que llevó a los magistrados a adquirir los documentos sobre el edificio donde se estrelló el autobús turístico el martes pasadi.
    Así lo escribe también el diario La Nuova Venezia.
    Posteriormente, los magistrados adquirieron del Ayuntamiento de Venecia todos los documentos relativos a la situación estática del paso elevado y los proyectos para su consolidación y reestructuración, incluidos los relativos a la reconstrucción de las protecciones laterales, las barandas justamente están en el centro de atención ahora.
    No se trata de una verdadera investigación, explica el periódico, sino de un acto "exploratorio", del que el propio Ayuntamiento no habría sabido nada más.
    En tanto se supo que el tiempo necesario para la repatriación de los cadáveres de las 20 víctimas -el único italiano era del conductor del autobús- no será muy corto. Los ataúdes están alineados en la morgue del hospital Angelo de Mestre y algunos ya han recibido orden judicial de cierre.
    Pero los documentos necesarios para el transporte aún no están completos: para cada uno, efectivamente, se necesita el parte de defunción, el certificado, el pasaporte mortuorio y, no en todos los casos, el mandato de transporte de la autoridad consular del país al que se dirige el féretro.
    Para algunos cuerpos se ha solicitado la cremación (y esto alargará aún más el tiempo), para otros aún no hay contacto con los familiares que deben gestionar su repatriación, que se realizará tanto por tierra como por aire. Sólo para obtener el llamado "pasaporte mortuorio" es necesario que las empresas presenten a la policía los documentos de un familiar de la víctima, la dirección del cementerio de destino y la indicación del recorrido que deberá seguir el ataúd. (ANSA).