El futuro presidente está preso

Afirmó el escritor perseguido por el gobierno de Daniel Ortega

El futuro presidente está preso en Nicaragua (foto: EPA)
20:12, 14 sepMANAGUARedacción ANSA

(ANSA) - MANAGUA 14 SEPT - El escritor nicaragUense Sergio Ramírez aseguró este martes que el futuro presidente o presidenta de su país se halla en las mazmorras, tras la orden dada por el mandatario Daniel Ortega de arrestar a todos sus rivales, críticos y contradictores políticos de cara a las elecciones del próximo 7 de noviembre.
    Contra Ramírez, que fue vicepresidente de su país y que junto a Ortega y otros se levantó contra la dictadura de Anastasio Somoza en los años 80, también hay una orden de detención emitida por autoridades nicaragUenses, que obedecen a los designios del actual presidente que busca reelegirse por cuarta ocasión.
    En el caso de Ramírez, de 79 años, el detonante de la orden para detenerlo es el libro "Tongolele no sabía bailar", una obra de ficción que da cuenta de las protestas sociales de 2018 en ese país centroamericano, que fueron sofocadas con violencia por el gobierno de Managua.
    Al escritor de "Margarita, está linda la mar" y ganador del Premio Alfaguara (1999) la Fiscalía de Nicaragua le libró orden de detención por delitos como lavado de dinero, menoscabo a la integridad nacional y hasta conspiración.
    Para el resto del continente, salvo el círculo de poder de Ortega y sus aliados en la región, la decisión de detenerlo no es otra que intentar acallar al escritor más respetado y conocido internacionalmente de esa nación.
    Ramírez es uno de decenas de opositores, críticos, contradictores y hasta eventuales rivales políticos de Ortega, que a riesgo de perder las elecciones -según la versión del escritor- decidió despejar su propio camino y liberarse de competidores.
    Esta situación no obedece a simples coincidencias, se trataría de un plan estructurado que ha llevado tras las rejas uno a uno a eventuales candidatos a las presidenciales, entre ellos a Cristiana Chamorro Barrios, la favorita de los nicaragUenses según sondeos y actualmente detenida en su propia vivienda.
    "Entre la treintena de gentes que ha sido puestas en prisión desde mayo está lo mejor de la dirigencia política del país y creo que ahí en la cárcel está el próximo presidente o la próxima presidenta de Nicaragua; si es que alguna vez llega a haber elecciones verdaderamente libres y democracias en el país".
    Sentenció Ramírez con su lucidez abrumadora y con la advertencia que pese a estar en el exilio, actualmente en Madrid, no acallará su "voz crítica" frente al poder y el gobierno de Ortega.
    "En lo que a mí corresponde seguiré alzando mi voz crítica, denunciando los atropellos del poder dictatorial en Nicaragua, pero no me interesa regresar a ningún tipo de representación política, yo soy un escritor consagrado a mi oficio", precisó el narrador a W Radio.
    Para el intelectual, el riesgo de retornar a su país es la muerte, al admitir que ya no tiene el ímpetu y la juventud que en su momento tuvo para desafiar a Somoza, que también ordenó arrestarlo.
    Ramírez confió que la situación y el momento político que vive su país se supere desde adentro, al admitir que es muy poco lo que puede hacer la comunidad internacional por su nación y al denunciar que salvo Costa Rica, buena parte de sus vecinos centroamericanos son aliados de Managua o "tienen cola muy larga y no quieren que se las pisen".
    La orden de detención contra el escritor derivó en el rechazo de decenas de plumas, entre ellas el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, que emitieron una carta en respaldo suyo.
    "Lo que yo nunca más quisiera ver es una guerra civil en Nicaragua como la que derrocó a Somoza, porque la experiencia es que el caudillo de una guerra civil triunfante es el que se apodera del poder y comienza imitar al dictador depuesto", sentenció el escritor exiliado. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en