Caso del padre Rupnik prescrito, vigentes medidas

Célebre artista no puede confesar ni tener ejercicio espiritual

13:14, 05 dicCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 05 DIC - Las acusaciones contenidas en una denuncia de 2021 contra el teólogo y artista jesuita de origen esloveno padre Marko Rupnik, sobre presuntos abusos denunciados por monjas, dieron lugar a una "investigación preliminar", cuyo informe final fue entregado al Dicasterio para la Doctrina de la fe, que los consideró actos "prescriptos".
    Este "encontró que los hechos en cuestión debían ser considerados prescritos y, por lo tanto, cerró el caso, a principios de octubre de este año 2022".
    Así lo informó la Compañía de Jesús en una nota, aunque siguen vigentes algunas "medidas cautelares" contra el padre Rupnik, de 68 años, como la prohibición de confesar y acompañar los ejercicios espirituales.
    "El Dicasterio para la Doctrina de la Fe (DDF) recibió una denuncia en 2021 contra el padre Marko Ivan Rupnik S.J.
    vinculado a su modo de ejercer el ministerio. No está involucrado ningún menor de edad", explicó la misiva firmada por el Delegado de las Casas Interprovinciales Romanas de la Compañía de Jesús.
    El Dicasterio "pidió a la Compañía de Jesús que instituya una investigación previa relacionada este caso".
    La Compañía de Jesús "inmediatamente nombró un instructor externo para la investigación (un religioso de otro instituto).
    Se invitó a varias personas a dar testimonio. El informe final se presentó al DDF".
    "Tras haber estudiado el resultado de esta investigación", prosiguió la nota, el Dicasterio "comprobó que los hechos en cuestión estaban para considerarse prescritos y, por lo tanto, el caso cerrado, a comienzos de octubre de este año 2022".
    "Durante el curso de la investigación preliminar, se tomaron varias medidas cautelares contra el padre Rupnik -continuó el comunicado de los jesuitas-: prohibición del ejercicio del sacramento de la confesión, de la dirección espiritual y del acompañamiento de los Ejercicios Espirituales".
    Además, "al padre Rupnik se le prohibió realizar actividades públicas sin el permiso de su superior local".
    "Estas medidas todavía están hoy en vigor, como medidas administrativas, incluso después de la respuesta del Dicasterio para la Doctrina de la Fe", fue especificado.
    "La Compañía de Jesús toma en serio cualquier denuncia vinculada con alguno de sus miembros. La misión de la Compañía de Jesús es también una misión de reconciliación. Y queremos acoger a todos abiertamente", concluyó la nota.
    Los hechos contenidos en la denuncia contra el Padre Rupnik, un artista de temas sagrados que trabaja en todo el mundo, habrían ocurrido desde principios de la década de 1990 y se referirían a abusos psicológicos y sexuales contra monjas de la Comunidad Loyola de Ljubljana, fundada por una religiosa de la cual Rupnik era amigo y "padre espiritual".
    Posteriormente, la Comunidad fue posteriormente comisionada, y todavía resulta ser comisionada por monseñor Daniele Libanori, jesuita, obispo auxiliar de la diócesis de Roma Sobre el silecio que ha envuelto el asunto hasta ahora -ningún comentario fue realizado por parte de la Santa Sede- seguramente influyó tanto en la notoriedad del padre Rupnik como en su amistad con el Papa Francisco.
    Obras del jesuita, entre otras cosas director del Atelier de Arte Espiritual del Centro Aletti, así como en el Vaticano, se encuentran en Fátima, en San Giovanni Rotondo, en la fachada del Santuario de Lourdes, en la Catedral de la Almudena de Madrid, en el Santuario de San Juan Pablo II en Cracovia, en Washington, y en muchos otros lugares.
    Actualmente, trabaja en mosaicos en Brasil, en San Pablo, donde en los últimos días recibió un doctorado honoris causa de la Pontificia Universidad Católica de Paraná. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en