Francisco: la guerra es volver a Caín y Abel

Debemos reaccionar con oración y caridad, dice el Pontífice

El papa Francisco renueva su alegato contra la guerra y llama a la oración
El papa Francisco renueva su alegato contra la guerra y llama a la oración (foto: ANSA)
17:49, 23 junCIUDAD DEL VATICANOPor Fausto Gasparroni

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 23 GIU - El papa Francisco volvió a referirse hoy a la guerra en Ucrania y sostuvo que en esa tierra, "amada y atormentada", "volvimos al drama de Caín y Abel; se desató una violencia que destruye la vida, una violencia luciferina, diabólica, ante la cual los creyentes estamos llamados a reaccionar con el poder de la oración".
    También el Pontífice pidió responder "con la ayuda concreta de la caridad, con todos los medios cristianos para que las armas den paso a las negociaciones".
    Francisco lo hizo al recibir en audiencia a los participantes en la asamblea plenaria de la Reunión de Obras de Ayuda a las Iglesias Orientales (Roaco), a los que, entre otras cosas, agradeció "por haber contribuido a llevar la caricia de la Iglesia y del Papa a Ucrania y en los países donde se han recibido refugiados".
    "Nos gustaría que se cumpliera pronto la profecía de paz de Isaías: que un pueblo ya no levante la mano contra otro pueblo", observó además Jorge Mario Bergoglio.
    "En cambio, todo parece ir en sentido contrario: disminuye la comida y aumenta el ruido de las armas. Es el patrón 'cainico' que sostiene la historia hoy -añadió-. Así que no dejemos de orar, de ayunar, de ayudar, de trabajar para que los caminos de la paz encuentren espacio en la selva de los conflictos".
    En tanto, hoy también se pronunció sobre el tema el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, quien en su saludo a Coopera, la segunda conferencia nacional de cooperación al desarrollo.
    Parolin subrayó que "la guerra está a nuestras puertas, el conflicto en Ucrania como los demás conflictos, nos muestra cómo la guerra agrava la tragedia del hambre y produce el subdesarrollo".
    En ese sentido, llamó la atención sobre una de las consecuencias más dramáticas que la violencia en Europa del Este está provocando en el mundo: la crisis alimentaria que amenaza con matar de hambre a miles de personas.
    "La solución inmediata es sólo una solución diplomática", dijo Parolin al margen de la conferencia, y pidió que lo antes posible podamos "desbloquear la salida de este grano y distribuirlo a las personas que lo necesitan".
    "Realmente necesitamos una gran voluntad política por parte de todos y sobre todo diría que es importante no conectar las cosas, es decir, no utilizar el trigo como arma política y militar".
    El cardenal secretario de Estado -informó Vatican News- también hizo referencia al tema del envío de armas a Kiev que se está discutiendo estos días en el Parlamento italiano.
    "Por supuesto -dijo- la paz no se puede construir con armas.
    Sin embargo, este el discurso, como siempre lo he repetido, debe enmarcarse en el contexto del tema de la legítima defensa y de las condiciones en las que esa legítima defensa puede tener lugar".
    Además, el cardenal, que juzga la posible adhesión de Ucrania a la UE como un "motivo de aliento y apoyo" para el país, dijo por ello que no ve "nuevos desarrollos" en la perspectiva de la paz.
    "Lamento decir una vez más que no nada nuevo bajo el sol.
    Siempre estamos abiertos y seguros de que algo puede moverse, pero hasta ahora no hay señales", completó. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en