Los padres y madres de refugiados son "héroes"

"También María y José experimentaron el exilio", dijo Francisco

Familias migrantes libias con niños pequeños
Familias migrantes libias con niños pequeños (foto: ANSA)
13:19, 13 eneCIUDAD DEL VATICANOPor Fausto Gasparroni

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 13 GEN - El papa Francisco se refirió hoy a "los muchos padres, madres y familias que escapan de las guerras" y que "son rechazados en los confines de Europa" y los definió como "héroes".
    Son aquellos que "viven situaciones de dolor, de injusticia y a los que nadie toma en serio o ignora voluntariamente", sostuvo el pontífice en una entrevista concedida a medios vaticanos.
    "Pienso en estos padres, en estas madres, que para mí son héroes porque en ellos encuentro el coraje de quien arriesga la vida por amor a sus hijos, por amor a su familia. María y José vivieron también este exilio, este juicio, teniendo que huir a un país extranjero a causa de la violencia y el poder de Herodes", afirmó.
    Este sufrimiento, dijo, "los acerca a estos mismos hermanos que hoy sufren las mismas pruebas. Estos padres se dirigen con confianza a San José sabiendo que como padre él mismo experimentó la misma experiencia, la misma injusticia".
    "Y a todos ellos y a sus familias, quiero decirles que no se sientan solos El Papa siempre se acuerda de ellos y en la medida de lo posible les seguirá dando voz y no los olvidará", agregó en la entrevista realizada por el director del Osservatore Romano, Andrea Monda y por el subdirector editorial del Dicasterio para la Comunicación, Alessandro Gisotti.
    Con ambos, Jorge Bergoglio dialogó sobre cómo ser padres en tiempos del Covid y sobre el testimonio de San José, ejemplo de fuerza y ;;ternura para los padres de hoy.
    Según sus palabras, sin embargo, resulta doloroso, además de alarmante, contradecir la información publicada hoy por Famiglia Cristiana, según la cual la cantidad de menores no acompañados está aumentando entre los refugiados que desembarcan en las costas italianas.
    "Los padres prefieren confiarlos, solos, a los traficantes y al mar que tenerlos con ellos, en su país de origen. Esto nos hace entender el infierno del que huyen", denunciaron operadores y voluntarios de Cruz Roja y Cáritas entrevistados sobre los desembarcos que se realizaron durante las fiestas.
    "Me siento muy cerca del drama de esas familias, de esos padres y madres que están pasando por dificultades particulares, agravadas sobre todo por la pandemia", explicó Francesco en la entrevista.
    "Creo que no es un sufrimiento fácil de afrontar no poder dar el pan a los propios hijos y sentir la responsabilidad por la vida de los demás", señaló.
    "En este sentido, mi oración, mi cercanía, pero también todo el apoyo de la Iglesia es para estas personas, para estos últimos", remarcó.
    En la charla, el Papa destacó que "el tiempo que estamos viviendo es difícil, signado por la pandemia de coronavirus.
    Muchas personas sufren, muchas familias pasan dificultades, muchas personas están asediadas por la angustia de la muerte, por un futuro incierto".
    "Pensé que precisamente en un momento tan difícil -observó el pontífice sobre el año especial que dedicó a la figura de san José, que finalizó el 8 de diciembre, y la catequesis que aún le sigue reservando en las audiencias generales- necesitábamos a alguien quien pudiera animarnos, ayudarnos, inspirarnos, para comprender cuál es la forma correcta de saber afrontar estos momentos de oscuridad".
    "José es un testigo luminoso en tiempos oscuros. Por eso, era acertado darle espacio en este tiempo para poder encontrar el camino", continuó.
    Entre otras cosas, el Papa afirmó que "nunca escondió la sintonía" que siente hacia la figura de san José.
    "Creo que esto viene de mi infancia, de mi formación.
    Siempre he cultivado una especial devoción a san José. Porque creo que su figura representa, de manera hermosa y especial, lo que debe ser la fe cristiana para cada uno de nosotros", dijo.
    También, recordó haber "considerado siempre una delicadeza del cielo" poder comenzar su ministerio en el Sillón de Pedro el 19 de marzo, precisamente el día en que se celebra a San José.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en