Francisco visita Hungría y se reúne con Viktor Orban

"Promover juntos una educación en la fraternidad", exhorto el Sumo Pontífice.

El presidente Húngaro Víctor Orban y el papa Francisco en Budapest
El presidente Húngaro Víctor Orban y el papa Francisco en Budapest (foto: ANSA)
13:14, 12 sepBUDAPEST Redacción ANSA

(ANSA) - BUDAPEST 12 SEPT - El papa Francisco arribó hoy a Budapest, capital de Hungría, primera etapa de un viaje que lo llevará también a Eslovaquia, donde fue recibido por el premier, Viktor Orban y el presidente, Janos Ader.
    El avión de Alitalia que trasladaba al pontífice aterrizó en Budapest, donde fue recibido por el vicepremier húngaro, Zsolt Semjen.
    El encuentro del Papa con Orban y Semjen, que tuvo lugar en el Museo de Bellas Artes de Budapest y duró alrededor de 40 minutos, "se desarrollo según el programa previsto, en un clima cordial y finalizó a las 9.25 (hora local)", informó la sala de prensa vaticana.
    Junto al Pontífice estaba el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado vaticano y el monseñor Paul Richard Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados.
    "El rol de la Iglesia" en Hungría; "el compromiso para el cuidado del medio ambiente y la defensa y la promoción de la familia", fueron algunos de los temas tratados en el encuentro. "Le pedí al papa Francisco que no dejara que la Hungría cristiana muriera", escribió Orban en su perfil de Facebook tras el encuentro.
    Más tarde, Francisco se reunió con los obispos de Hungría y luego con el Consejo Ecuménico de Iglesias con las comunidades judías.
    "Siempre que hubo la tentación de absorber al otro, no se construyó, sino que se destruyó. Así también cuando quiso guetizarlo, en lugar de integrarlo. ¡Cuántas veces en la historia ha sucedido esto! Debemos velar y orar para que no suceda más. Y comprometernos a promover juntos una educación en la fraternidad, para que no prevalezcan los estallidos de odio que quieren destruirla", sostuvo Jorge Bergoglio.
    "Estoy pensando en la amenaza del antisemitismo, que aún existe en Europa y en otros lugares. Es una mecha que hay que apagar", subrayó en su encuentro con el Consejo Ecuménico de las Iglesias y algunas comunidades judías de Hungría.
    Francisco sostuvo que "la mejor manera de apaciguarla es trabajar juntos positivamente, es promover la fraternidad".
    Francisco se refirió a la "imagen evocadora del Puente de las Cadenas, que conecta las dos partes de la ciudad: no las fusiona, sino que las mantiene unidas. Así deben ser los vínculos entre nosotros".
    Agregó que "el Puente, además, nos instruye: está sostenido por grandes cadenas, formadas por muchos anillos".
    "Somos estos anillos -explicó- y cada eslabón es fundamental: por eso ya no podemos vivir en la sospecha y la ignorancia, distantes y discordantes".
    Según Francisco, "el Dios de la alianza nos pide que no cedamos a las lógicas del aislamiento y de los intereses de parte. No quiere alianzas con alguien a costa de otros, sino personas y comunidades que sean puentes de comunión con todos". "En este país, ustedes, que representan a las religiones mayoritarias, tienen la tarea de propiciar las condiciones para que la libertad religiosa sea respetada y promovida para todos", agregó en otro tramo de su discurso.
    "Y tienen un rol ejemplar para con todos: nadie puede decir que de labios de los hombres de Dios salen palabras divisivas, sino sólo mensajes de apertura y paz. En un mundo desgarrado por demasiados conflictos, este es el mejor testimonio que debe ofrecer quien ha recibido la gracia de conocer al Dios de la alianza y de la paz", remarcó.
    Finalmente, en la Plaza de los Héroes, Francisco celebraba la Misa de clausura del 52º Congreso Eucarístico Internacional y rezaba el Angelus. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en