La tarea de los catequistas será "oficial"

Con las nuevas reglas, será un "ministerio"

13:44, 05 mayCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 05 MAG - El catequista ya no será la figura del "hágalo usted mismo" elegida por el párroco, y en ocasiones ni siquiera con la formación suficiente, sino un verdadero "ministerio" eclesial.
    La sala de prensa vaticana informó hoy que la Carta Apostólica en forma de "Motu propio" del pontífice, "Antiquum ministerium", con la que crea el ministerio de catequista, será presentada a la prensa el 11 de mayo próximo.
    Son más de tres millones los catequistas esparcidos por el mundo, especialmente laicos y mujeres. Acompañan a los niños en el recorrido hacia la Primera Comunión y la Confirmación, pero en algunos lugares, donde la presencia de los sacerdotes es escasa, como en Africa o en América Latina, son ellos quienes rigen a las comunidades católicas.
    Sucede, por ejemplo, en Amazonia, donde la gran extensión del terreno impide la presencia constante de los pocos sacerdotes que operan en la zona.
    De este modo, como otros servicios oficiales de la Iglesia, del presbiterio al diaconado, del acólito al lectorado, también los llamados a preparar los sacramentos en la parroquia realizarán una tarea "oficial".
    Según las últimas estadísticas de la Iglesia Católica, difundidas a fines de 2020, los catequistas en el mundo son 3.076.624 y habían registrado una caída de 43.697 unidades respecto del año anterior.
    Las tendencias muestran que disminuyen en América, Europa y Oceanía, mientras que aumentan en Africa y Asia.
    Se trata, sin embargo, de personas "interceptadas" por las estadísticas oficiales. En realidad, el rol de catequista, a menudo es informal y se calculan que son muchos más que los tres millones censados oficialmente por la Iglesia.
    El Motu Propio del Papa, al crear un "ministerio", escribe una porción de la historia de la Iglesia. Será un reconocimiento importante para millones de catequistas, subrayaron fuentes del Vaticano.
    Los catequistas tienen actualmente un rol de responsabilidad y de guía en las comunidades cristianas, al menos en algunas sociedades, que es muy superior al de aquellos que desarrollan servicios litúrgicos junto a los sacerdotes, como los acólitos o los lectores, que en cambio ya fueron reconocidos como "ministerio".
    El Motu Propio del Papa, que será ilustrado en una conferencia de prensa el 11 de mayo, por monseñor Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, fijará también las directivas para la elección de las personas, la formación y el itinerario que deberán seguir para poder cumplir este servicio.
    Es una norma que Francisco deseaba desde hace algunos años, desde que, en un videomensaje en 2018 dirigido a los participantes de un encuentro internacional sobre el tema, había afirmado que ser "catequista es una vocación". "Ser catequista, esta es la vocación. No trabajar de catequista", dijo en esa oportunidad.
    En cambio, en el encuentro con la Oficina de Catequesis Nacional de la Confederación Episcopal Italiana (CEI), el 31 de enero pasado, Jorge Bergoglio subrayó que "este es el momento para ser artesanos de comunidades abiertas que saben valorar los talentos de cada uno. Es el tiempo de comunidades misioneras, libres y desinteresadas, que no busquen relevancia y provecho, sino que recorran los caminos de la gente de nuestro tiempo, inclinándose sobre los que están en los márgenes". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en